ODÍN Y LOS SERES RIDÍCULOS – ‘NUESTRO ÚLTIMO VERANO EN ESCOCIA’, de Andy Hamilton y Guy Jenkin

Nuestro último verano en Escocia (2014) de Andy Hamilton y Guy JenkinNUESTRO ÚLTIMO VERANO EN ESCOCIA – What we did in our holiday (2014) de Andy Hamilton y Guy Jenkin

Cuando parece que un género está agotado llegan estos británicos y elevan la apuesta. No es que hagan las cosas diferente, simplemente las hacen mejor. Matrimonios en apuros y niños que, en su inocencia, enseñan a los adultos el verdadero sentido de la vida, que no es otro que el de ser feliz y bla, bla, bla. ¿Por qué iba alguien a querer ver una película así si ya las ha visto a cientos y cada vez resultan más aburridas, más superficiales, más lo de siempre? Pues porque de vez en cuando, con la frecuencia de un cocodrilo albino o la llegada de un mesías, aparece una película capaz de desarmar tu resistencia inicial y zarandearte en un torbellino de emociones que pasan del humor a la ternura, siempre de forma inteligente y delicada. Y, qué demonios, no todas las muestras del género cuentan con la talentosísima Rosamund Pike, que a más de uno sigue provocando escalofríos tras Perdida.

'WHAT WE DID ON OUR HOLIDAYS'El último verano en Escocia es la excepción a la Ley de Murphy: aquí todo lo que podía salir mal sale bien, desde los actores (inmensos todos, con especial mención a unos niños que desprenden naturalidad y soltura en cada fotograma) hasta un guión que consigue la proeza de hacer parecer nuevo lo ya visto, plagado de diálogos y situaciones que convierten la cinta en una deliciosa fiesta que no quieres perderte. Una excentricidad calculada sobrevuela el metraje sin distanciar al espectador del núcleo más humano de la historia, que en ocasiones se posiciona cercana a la amargura, a ese “mundo de los adultos” que supone el contrapunto a la inocencia infantil.

'WHAT WE DID ON OUR HOLIDAYS'Si el secreto de una buena comedia radica en sus personajes, la película de Andy Hamilton y Guy Jenkin las tiene todas de su lado para resultar, como mínimo, atractiva. La niña pequeña es amiga de una piedra y un bloque de hormigón, el niño mediano es un fanático de la mitología vikinga y la reza al dios Odín, y la niña mayor lleva siempre a cuestas una libreta donde anota los sucesos del día a día para llevar la cuenta de las mentiras que se cuentan y no concurrir en contradicciones. Los padres de estos peculiares infantes son un hombre (David Tennant) infiel capaz de quedarse dormido al volante y una mujer (Rosamund Pike) con un genio desbordante. El tío (Ben Miller) es un hombre de negocios estirado demasiado preocupado por las apariencias y la tía (Amelia Bullmore) es una neurótica que protagoniza un vídeo de Youtube con más de cuatro millones de visitas, en el que aparece sufriendo un ataque psicótico en un supermercado y lanzando todo lo que pilla a otra compradora. Y el abuelo, el siempre magnífico Billy Connolly, es un hombre moribundo que en sus últimos días parece haber descubierto que, en el fondo, todos somos seres ridículos colocados en este mundo sin más misión que la de hacer la vida agradable para nosotros mismos y para los demás.

No es, desde luego, una película de arte y ensayo, pero es perfecta si lo que buscas es evadirte en una vorágine de violines, funerales vikingos y avestruces. Una comedia mayúscula con actores exageradamente buenos. Si le das un trago, querrás la botella entera. No-Os-La-Perdáis.

Ficha técnica

DANOS TU OPINIÓN

Calendario

mayo 2015
L M X J V S D
« Abr   Jun »
 123
45678910
11121314151617
18192021222324
25262728293031