ENTRE LA POLÍTICA Y LA MAGIA – JUEGO DE TRONOS

Juego de tronos 4x10: The ChildrenJUEGO DE TRONOS (GAME OF THRONES) – 4ª TEMPORADA

“No tomé esta ciudad para presidir la injusticia que luché por destruir. La tomé para traer libertad al pueblo. Pero la libertad significa tomar decisiones propias”.

Con esta máxima tan sincera y cargada de significado y connotación se puede resumir lo que ha supuesto para el bloque argumental de Khaleesi la cuarta temporada de Juego de tronos, la más constante, fluida y progresivamente intensa hasta la fecha. El dejar los grandes conflictos de temporada en suspenso durante un episodio-evento con una notable batalla fue todo un movimiento maestro, capaz de tener a millones de espectadores con el corazón en un puño durante dos semanas optimizando al máximo los recursos narrativos.

La política, con mayúsculas, ha vuelto a predominar en la trama general, recuperando su peso de la primera temporada, especialmente en esta season finale. Si bien la puntilla de la particular fábula estadista de Khaleesi, con una trayectoria que guarda notables similitudes la figura histórica de Simón Bolívar, supone la trama más blanda de este último episodio, alejada del grado de intensidad propio de un cierre de temporada, el peso semántico de la política en el conjunto del relato queda compensado con la culminación del verdadero viaje del héroe de esta cuarta temporada, el de Jon Snow, que añade a sus hazañas y habilidades la diplomacia improvisada ante el líder de los Salvajes, lo que lo convierte en un peón accidental de la estrategia de dominio que un Stannis que aparece por sorpresa, cuando menos se le espera, en lo que no es sino una obvia evidencia del protagonismo que recobrará en los episodios venideros.

Juego de tronos 4x10: The ChildrenEste movimiento político de Jon Snow, complemento espléndido a su tan ansiada explosión heroica, pilar del anterior episodio, se inserta en el desarrollo de un personaje que ha ganado notablemente en riqueza y profundidad, así como en valor dramático, épico y poético. Un héroe entre dos tierras, entre el orden y el desorden, entre el imperio de la ley y la rebeldía de los desposeídos. El entierro de su amada Ygritte culmina y cristaliza visualmente la expresión de dicha dualidad, la cual no le ha impedido, como hemos visto, convertirse en el carismático líder del bando que finalmente ha elegido. Si la suya ha sido la gran progresión de la temporada, sin duda alguna, la de la próxima, como bien nos indica la ultimísima secuencia de esta lograda season finale, será la de su hermanastra, Arya Stark.

Juego de tronos 4x10: The ChildrenEn el otro extremo encontramos lo que está llamado a prevalecer en la narración, al menos parcialmente: la magia. El giro más significativo hasta la fecha de la trama de Bran Stark, desde que comenzó su particular viaje, nos trae la mayor de las sorpresas de este final de temporada y hasta da título al episodio. Cierto es que la magia siempre ha estado presente en el relato, aunque hasta ahora en dosis más bien reducidas, pero no menos cierto es que dicha dimensión mágica se ha venido expandiendo progresivamente conforme al avance de las temporadas, y precisamente la aparición de estas nuevas “criaturas” fantásticas (nunca mejor dicho), conocidos como los Niños, supone un punto de inflexión decisivo a dicho respecto. Porque además sirve para ampliar, más si cabe, el universo ficticio de la serie, no sólo en extensión física sino también de sus propios niveles de realidad. Y en un nivel más anecdótico, teniendo en mente esta ampliación de la dimensión fantástica, no puedo dejar de hacerme preguntas sobre en qué se convertirá Gregor Clegane tras la curación que prepara el nuevo alquimista de palacio,… de momento, le va extrayendo la sangre. ¿Tomará Juego de tronos el testigo de True blood, ahora que esta termina, en la proliferación de criaturas sobrenaturales variopintas?

Juego de tronos 4x10: The ChildrenEntre ambos extremos, el más “realista” (la política) y el más fantasioso (la magia), se sitúa la que probablemente haya sido la espina dorsal, en términos dramáticos y de expectación, de la temporada, la trama pasional de los Lannister, un verdadero culebrón con multitud de actores implicados, movimientos radicales de la narración y evolución interesada de las motivaciones de dichos actores, en una marejada de bajas pasiones que en el microcosmos de George R.R. Martin se traduce en muerte, en muertos, sin piedad ni anestesia. Y con más giros, sorpresas y elementos de los esperados. La renovada fraternidad entre Jaime y Tyrion, despechados cada uno a su manera, venía siendo una de las constantes de la temporada,… lo que sí no se veía venir tanto es la rebeldía de Cersei contra el patriarca de los Lannister, Tywin (lo que, curiosamente, acabó motivando a Jaime para liberar a su otro hermano, cuya cabeza Cersei deseaba como agua de mayo), la implicación de Shae en la ecuación (a la par que cierre trágico pero perfecto para su personaje) y el rol clave de Varys en la conspiración de palacio, volviendo a su habitual doble juego tras haber pasado desapercibido una buena temporada. Y ojo, que todavía no se ha resuelto del todo el enigma detrás del gran catalizador de la temporada, el asesinato de Jeffrey. Mientras tanto, los guionistas se han guardado a Baelish y Sansa para la próxima temporada. Y no dudo de que tendrán mucho bacalao que cortar entre ambos.

Juego de tronos 4x10: The ChildrenE igualmente entre la política y la magia, y al margen del culebrón dinástico, el arranque del nuevo viaje del héroe, la trama épica que viene. Como ya he dicho anteriormente, el plano final del episodio, de la temporada, con Arya Stark viajando hacia el Norte en un barco, cuyo pasaje gana utilizando por fin aquella moneda que Jaqen H’ghar le había dado, es más que una evidencia de que la quinta será su temporada. Tras haberse quedado nuevamente a las puertas (literalmente) de reencontrarse con su familia, con lo que queda de ella, en lo que ya parece una particular variante de Lady Halcón, su camino en solitario, cual ronin de sangre noble buscando venganza y justicia, viene precedido por una suerte de transmisión de poderes oficiosa entre mujeres guerreras. Sí, es la tenaz Brienne quien la libera de las garras del Perro, protector a la vez que lastre para su trayectoria heroica. Pero este es el verdadero punto de inflexión de Arya, a la que se muestra más fría y calculadora que nunca, sin miedo, con lo que no podía pasar a la protección de otro, por muy fiel a su familia que este fuera, y le toca emprender su propio camino, ahora ya en solitario y con plena responsabilidad sobre su propio devenir.

Esperemos que las elipsis, aplazamientos y omisiones de tramas y personajes que denuncian los lectores de la saga sea por el bien de una quinta temporada a la altura de esta, la cual ha corregido en buena medida los defectos de ritmo y espesor que afectaban a la serie sin mermar sus virtudes, al contrario, potenciándolas incluso. 

 

Entradas relacionadas:

CINCO TEMAS PARA CINCO FINALES (IV): JOURNEY – DON'T STOP BELIEVIN' / BSO de LOS SOPRANO (1999-2007)
OTOÑO 2011 – Vuelven ‘BORED TO DEATH’ y ‘THE WALKING DEAD’
EMMYS 2014: LA QUINIELA
ENEMIGOS ÍNTIMOS – Llega 'VICE PRINCIPALS'
Comments
5 Respuestas to “ENTRE LA POLÍTICA Y LA MAGIA – JUEGO DE TRONOS”
Trackbacks
Check out what others are saying...
  1. […] -Entre la política y la magia. ‘Juego de Tronos’: éste es el artículo más liviano y que menos más se centra en el argumento de la serie de los que he seleccionado.  Julio C. Piñeiro lo publicó recientemente en la web ‘En clave de cine’ y está centrado en la cuarta temporada. En sus propias palabras: “La política, con mayúsculas, ha vuelto a predominar en la trama general, recuperando su peso de la primera temporada, especialmente en esta season finale. Si bien la puntilla de la particular fábula estadista de Khaleesi, con una trayectoria que guarda notables similitudes la figura histórica de Simón Bolívar, supone la trama más blanda de este último episodio, alejada del grado de intensidad propio de un cierre de temporada, el peso semántico de la política en el conjunto del relato queda compensado con la culminación del verdadero viaje del héroe de esta cuarta temporada, el de Jon Snow (..)”. De su artículo, me quedo con este párrafo: “Entre ambos extremos, el más ‘realista’ (la política) y el más fantasioso (la magia), se sitúa la que probablemente haya sido la espina dorsal, en términos dramáticos y de expectación, de la temporada, la trama pasional de los Lannister, un verdadero culebrón con multitud de actores implicados, movimientos radicales de la narración y evolución interesada de las motivaciones de dichos actores, en una marejada de bajas pasiones que en el microcosmos de George R.R. Martin se traduce en muerte, en muertos, sin piedad ni anestesia”. […]
  2. […] comparable para nada, en términos de naturaleza dramática, a Juego de tronos, que compensa, cada vez mejor, sus irregularidades rítmicas con unbuen manejo de la acción y la intriga. La serie debe, pues, […]
  3. […] que cuece las brasas a fuego lento antes de poner toda la carne en el asador, si bien en su pasada hornada, la mejor hasta la fecha, empezó a soltar prenda ya desde sus […]
  4. […] deus ex machina, nunca antes visto hasta tal grado en Juego de tronos. Y eso que veníamos de una cuarta temporada que repartió con brillantez y maestría los principales eventos a lo largo de la temporada, con […]


DANOS TU OPINIÓN

Calendario

Junio 2014
L M X J V S D
« May   Jul »
 1
2345678
9101112131415
16171819202122
23242526272829
30