LOS SIETE LOCOS (1973) de Leopoldo Torre Nilsson

BUSCO MI PIEDRA FILOSOFAL
Maximiliano Curcio
En el libro Torre Nilsson por Torre Nilsson -editado luego de su muerte- el brillante realizador cinematográfico elaboraba un Posible Decálogo del Director de Cine en donde, entre otros valores y virtudes del director de cine, destacaba el siguiente: “Tendrá que saber escribir como los mejores escritores de su generación, y conocer al ser humano, al actor y a los técnicos como si fuera el confesor del siglo XVIII o el analista del siglo XX pero sin la limitación del preconcepto”. No quedan dudas que Torre Nilsson ha cumplido con esta premisa de forma brillante a lo largo de su vasta filmografía y Los Siete Locos se erige como uno de los pilares en su concepción, un autentico estudio del ser humano y un cabal conocimiento del contexto socio político del siglo XX.
Los Siete Locos es una novela del escritor argentino Roberto Arlt, quien gracias a su extensa obra está considerado como una de las grandes plumas de la literatura hispano parlante. No menos se puede decir de Leopoldo Torre Nilsson en el ámbito del séptimo arte. Los Siete Locos es la primera parte de un díptico de tintes autobiográficos que Arlt completara con Los Lanzallamas. Corría el año 1973 y Torre Nilsson –ya dueño de una vasta filmografía- estrenaba esta adaptación cinematográfica. La novela data de octubre de 1929 y pese al transcurrir de los años la génesis de la obra permanecía inalterable y aun vigente en este existencialismo filosófico que daba origen a la problemática planteada.
Preguntas universales que alcanzan a cualquier ser humano como las cuestiones morales, la soledad, la angustia, el miedo a la vida y lo inquietante del después de la muerte representan los tópicos fundamentales en que gira en torno la trama, que cuenta con una recurrente critica y estudio social a la Argentina de los años ’30, ese país en donde un lucido Torre Nilsson se formó y sabe tan bien plasmar hasta explotar al máximo las posibilidades de sus excelentes protagonistas: Alfredo Alcon, Norma Aleandro, Héctor Alterio y Thelma Biral entre otros. En ellos reside el peso de llevar adelante la naturaleza metafísica de estos seres, abordando la desesperación frente a un presente cruel, pleno de sinsentidos y revolucionario.
Con vuelo poético y no sin el vigor que caracterizaba a la novela, Torre Nilsson retratará obsesiones y delirios se apoderan del ser interior que lleva a sus personajes a reflexionar sobre una realidad política, económica y social que es un espejo de la Argentina en tiempos de la Década Infame. La fantasía anárquica de sus personajes es la rebeldía contra la cordura, esa que maniata las libres ideas y que también transita una constante que se repetirá a lo largo de la inestable, frágil y turbulenta vida social de un país que hoy puede llamarse dichoso de vivir desde hace casi tres décadas en democracia.
 

Entradas relacionadas:

LA CASA DEL ÁNGEL (1957) de Leopoldo Torre Nilsson
DANOS TU OPINIÓN

Calendario

abril 2010
L M X J V S D
« Mar   May »
 1234
567891011
12131415161718
19202122232425
2627282930