(IDA DE) PINZA TEMPORAL – 'TENET', de Christopher Nolan

TENET (2020) de Christopher Nolan

Tenet es como el disco El mal querer de Rosalía: no sabría analizarlo ahora, debo dejar pasar el tiempo, analizarlo, darle vueltas, ver sus obras futuras, y determinar si es una obra maestra o una tomadura de pelo. Pero de entrada sólo diré que he salido del cine azarado, aturdido, aturrullado, o el término que más os guste.

(sin spoilers)

La película es Nolan en esencia, en lo bueno y en lo malo. Y aquí lo malo pesa mucho más que en Origen e Interstellar, para mí las dos mejores películas del británico y las que mejor conectan en ideas y desarrollo con esta nueva. Nolan tiene la capacidad de presentar mucha información y, por lo general, complicada (el término complicado es pensar que si le cuento eso a mis padres no lo entenderían) para el espectador medio, pero de una forma que uno sale del cine pensando que de pronto es experto en física cuántica, en el mundo onírico, o en magia. Pero en parte es capaz de ello gracias a un ritmo estable y pausado de sus películas. A Tenet le falla eso.

Aquí, además de la complejidad para entender un argumento basado en líneas temporales e inversión entrópica (tiene tela hacer una película sobre eso y salir airoso), se junta una película de acción constante, un thriller de espionaje pero llevado al audiovisual del siglo XXI. Demasiada información para el cerebro. ¿Y cuál es el gran error de Nolan, aquí llevado al extremo? El sonido. No existe el silencio, siempre existen música y efectos sonoros. Y en este caso, la partitura de Ludwig Göransson no da respiro alguno, cargada de efectos electrónicos y falta de melodía alguna que relaje nuestro pensamiento (cosa que sí logró el "renacido" Hans Zimmer en las anteriormente nombradas películas).

Términos científicos, acción a raudales, y sonido constante: la sensación es de montaña rusa que no para durante más de dos horas. Sobre el resto, pues a nivel técnico como siempre de sobresaliente, y el perfeccionismo y ganas de crear cuantos más efectos visuales reales y menos digitales le da muchos puntos extra (las acciones invertidas son grabadas de verdad con los actores actuando hacia atrás, no se invirtieron en montaje). Está claro que Nolan hace tiempo que se ha hecho un nombre propio como autor, que siempre crea controversia y nos hace debatir al salir del cine, y eso es una cualidad, crear conversación en esa acción social de ir a la sala de cine. Algo que echábamos mucho de menos, y que va a ayudar sin duda a esta película a crear taquilla y a la vez la película a crear confianza en el regreso a las salas de forma segura.

Pero creo que la aceptación de esta película a día de hoy no va a ser más que basada en un hype. Como he dicho, volvamos a hablar de Tenet en 2030. Puede que la consideremos la obra cumbre de Christopher Nolan, o un tropiezo en su carrera. O Interstellar puede estar llamada a ser su cima creativa, como le ocurre a cualquier creador, sea en música o en cine. ¿Me ha gustado? Sí. ¿La he entendido? No. ¿La volvería a ver? No lo tengo claro.

Ficha técnica

DANOS TU OPINIÓN

Calendario

agosto 2020
L M X J V S D
 12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930
31