DIARIOS DE CUARENTENA: HOLLYWOOD

HOLLYWOOD (2020), creada por Ryan Murphy, Brad Falchuk e Ian Brennan

El happy ending, para sus creadores

Como ya comenté a propósito de Hunters o La conjura contra América, las ucronías y la historia ficción están de moda. Lo que ya no es tan habitual, eso sí, es que tengan un tono tan positivo y optimista como el de esta nueva miniserie de Ryan Murphy para Netflix. El prolífico creador vuelve a formar un triunvirato con Brad Falchuk e Ian Brennan tras Glee, Scream queens y The politician (amén de otros tantos proyectos con cada uno de ellos por separado). La historia alternativa no sirve esta vez como cauce para plantear una fantasía vengativa ni una distopía pasada, presente o futura, sino para adelantar unas cuantas décadas, aunque sólo sea en la imaginación, el reloj de la razón y el sentido común en la meca del cine.

En su configuración de ese Hollywood alternativo los creadores combinan hábilmente trasuntos de personajes reales con otros completamente ficticios, con un acertado reparto en el que vemos actores habituales en la series de Murphy como David Corenswet o Darren Criss junto a caras nuevas como Jeremy Pope, Laura Harrier o Jake Picking. Pero si cabe destacar nombres concretos dentro de este inspirado reparto esos son los de Jim Parsons (sí, hay mucha vida después de Sheldon Cooper) y Dylan McDermott, dos caras de las contradicciones y el cinismo de una era que se redimen en la ficción, cada uno a su manera, como no pudieron hacer sus instancias de origen en la vida real.

Lo bueno de este relato es que tiene claro en todo momento a dónde quiere ir y, en consonancia, todos y cada uno de sus elementos apuntan a esa misma dirección. ¿Predecible? Seguramente, aunque con matices. ¿Lógico y coherente? También. Lo malo, o no tan bueno, que quiere contar demasiado en un lapso de tiempo reducido y así tenemos un episodio final intenso, satisfactorio y cargado de grandes momentos pero al mismo tiempo un tanto atropellado al final al querer soltarnos mucho de golpe. No le hubiesen venido mal uno o dos episodios más para dejarnos saborear un poco más todos los cabos que cierra.

Otro aspecto interesante de Hollywood, que fluye a la par del claro discurso que elabora, es todo el proceso creativo de Meg, la "película dentro de la película" que acabaría revolucionando la meca del cine, su transformación desde una tragedia basada en hechos reales y moldeada por los cánones imperantes hasta un concepto final que transforma por completo el desenlace y que permitiría a los actores afroamericanos y de origen asiático liberarse de los arquetipos a los que estaban recluidos por aquel entonces. En la trastienda, además, un antes y después para la normalización de las relaciones homosexuales en plena libertad.

No pocas voces han increpado a los creadores por la incoherencia de querer mostrar un Hollywood idílico y adelantado a los tiempos mientras, en cierto modo, romantizan la prostitución masculina (elemento clave en el primer acto del relato) y la presentan con un aurea poco menos que revolucionaria. Pero no se trata de pintar un mundo perfecto, libre de males y sombras, sino uno mejor que el que en aquel momento había, algo que consigue dotando a sus personajes  de un valor mucho más escaso de lo que parece, entonces y ahora: la valentía de desafiar lo establecido.

Ficha técnica

DANOS TU OPINIÓN

Calendario

mayo 2020
L M X J V S D
« Abr    
 123
45678910
11121314151617
18192021222324
25262728293031