SCHUBERT – PIANO TRIO No. 2 / BSO de ‘BARRY LYNDON’ (1975) de Stanley Kubrick – 90º ANIVERSARIO

Hoy se cumplen 90 años del nacimiento de Stanley Kubrick. Ya veo absurdo a estas alturas seleccionar calificativos, superlativos, para describir lo que ha supuesto el cineasta neoyorquino, fallecido en 1999, para la Historia del Cine a través de “sólo” 12+1 películas (el director renegó hasta su muerte de Fear and desire, su debut en el largomentraje). Así que mejor centrarse en las virtudes de una escena de la que probablemente sea, con permiso de Eyes wide shut, su película más infravalorada: la colosal Barry Lyndon, probablemente lo más parecido a la superproducción sobre la vida de Napoleón que Kubrick siempre tuvo en mente (y en avanzada fase de preparación) y nunca llegó a ver la luz.

¿Por qué esta escena y no tantas otras de sus más de tres horas de metraje, con sus grandes momentos dramáticos, burlescos, bélicos y eróticos? Pues por la sencilla razón de que, en apenas cuatro minutos, engloba las principales virtudes de la película: en lo visual, por ser un claro exponente de la brillante dirección de fotografía de John Alcott a la luz de velas, una colección de tableaux vivants en movimiento que recrean la pintura de Vermeer o Georges de la Tour; en lo musical, por la perfecta armonía con la imagen del Trío para piano en No. 2 de Franz Schubertopus 100 del compositor alemán, publicada poco antes de su muerte; y en lo narrativo, por representar el inicio, por la vía del braguetazo, de la trayectoria de escalada social sin escrúpulos del personaje protagonista, un pícaro de altos vuelos, uno de los mayores trepas jamás contados, cuyo ascenso y caída suponen el núcleo y la columna vertebral del film, basado en la novela satírica La suerte de Barry Lyndon, de William Makepeace Thackeray.

DANOS TU OPINIÓN

Calendario

julio 2018
L M X J V S D
« May   Ago »
 1
2345678
9101112131415
16171819202122
23242526272829
3031