ANTÍDOTO CONTRA LA TAQUICARDIA HOLLYWOODIENSE – ‘AGUAS TRANQUILAS’, de Naomi Kawase

Aguas tranquilas (Still the water) de Naomi Kawase (2014)AGUAS TRANQUILAS – Futatsume no mado / Still the water (2014) de Naomi Kawase

El espectador contemporáneo se ha acostumbrado al frenesí y al atropello en el cine. Si no se le ofrece un giro cada cinco minutos, si no se dispara un arma, si no explota un transatlántico, si un equipo de las fuerzas especiales no desciende de un helicóptero en misión de rescate, el espectador se aburre, mira al techo, mira al móvil, tuitea #rollo #meaburro #caca. Mucho cuidado si el protagonista de tu película no tiene superpoderes o si no se enamora de la chica, un amor a todas luces imposible, que más tarde se vuelve posible, pero se complica irremediablemente hasta que, ¡hurra!, acaba en bodorrio por todo lo alto. Y ojo con las bodas, que uno ya ha visto muchas y espera que, como mínimo, uno de los invitados muera envenenado. #NoPoisonNoWedding. Todos tenemos un amigo así. Ya, un amigo… Nosotros no, hombre, que vemos cine de todos los colores y hemos visto Érase una vez en América quince veces (y a cada visionado nos ha gustado más), y cuando acabó Novecento dijimos, con todo el morro, que se nos había pasado volando.

Aguas tranquilas (Still the water) de Naomi Kawase (2014)Todo lo dicho anteriormente está terriblemente exagerado, pero se entiende la idea, ¿no? El cine, especialmente el que llega de Hollywood, cada vez es más taquicárdico y menos contemplativo. Si un plano del océano se alarga demasiado, esperamos ver salir de un momento a otro a un monstruo marino. Es por eso que películas como Aguas tranquilas, que se toma su tiempo en admirar la belleza de los escenarios y se recrea en el poder hipnótico de lo cotidiano, son tan bienvenidas y reconfortantes. Naomi Kawase nos cuenta la historia de un crimen y un amor adolescente, pero su película no es un thriller ni un romance. No hay pistas falsas ni grandes revelaciones. Lo que hay es un reposo, un flotar en aguas tranquilas, lo pequeño que se hace grande y nos embauca, nos conmueve.

Qué bien sienta y qué gran placer. Y aunque el espectador más hollywoodizado probablemente comente #KawaseKeAse?, los que todavía acudimos al cine buscando un pequeño respiro, un pequeño tesoro, una pequeña paz de espíritu, encontraremos que grandes son las aguas tranquilas y que en ellas queremos nadar una y otra vez, una y otra vez.

Ficha técnica

 

Entradas relacionadas:

AMANECER TEENAGER - 'THE AMAZING SPIDERMAN', de Marc Webb
DVD y Blu-Ray: SPRING BREAKERS (2012) de Harmony Korine
EL BUEN AMERICANO SIEMPRE VA ARMADO – 'FRÍO EN JULIO', de Jim Mickle
LA MINORÍA EXCEPCIONAL - 'LA PROFESORA DE HISTORIA', de Marie-Castille Mention-Schaar
Comments
Una respuesta to “ANTÍDOTO CONTRA LA TAQUICARDIA HOLLYWOODIENSE – ‘AGUAS TRANQUILAS’, de Naomi Kawase”
Trackbacks
Check out what others are saying...
  1. […] Aguas tranquilas, Naomi […]


DANOS TU OPINIÓN

Calendario

Marzo 2015
L M X J V S D
« Feb   Abr »
 1
2345678
9101112131415
16171819202122
23242526272829
3031