FOTOGRAMAS: EL GRAN HOTEL BUDAPEST / The Grand Budapest Hotel (2014) de Wes Anderson

El gran hotel Budapest (2014) de Wes AndersonSobran motivos para afirmar que Wes Anderson ya tiene un hueco asegurado entre los cineastas más interesantes y relevantes (de lo que llevamos) del siglo XXI. A su inconfundible inventiva en la creación de personajes completamente anticanónicos, universos ficcionales únicos y narrativas que, sin poner el relato patas para arriba, le terminan de imprimir carácter a su material, acompaña un poderío visual cada vez más definitorio y representativo, el cual ha alcanzado su cumbre en El gran hotel Budapest (mejor película de 2014 según nuestra redacción), título destacado en una temporada de premios (co-liderando las nominaciones a los Oscar) en la cual, con bastante probabilidad, se quedará con la miel en los labios en las principales categorías, bajo el yugo de un experimento fílmico sin precedentes y de una fiesta del ácido con aroma para embaucar a los que cortan el bacalao de los premios.

El gran hotel Budapest (2014) de Wes AndersonLa curiosidad estética de Anderson va más allá en su última película, localizada en la Centroeuropa profunda de entreguerras con un peculiar hotel de lujo como escenario principal. Al calculado trabajo cromático se le unen aquí un empleo de miniaturas para los planos generales que, junto al tono permanentemente cómico del relato, logran una atmósfera que evoca a la pintura naïf más alegre. Un espíritu, el naïf, presente de manera latente en buena parte de la filmografía de Anderson, acentuado en Moonrise Kingdom y llevado a su máximo exponente, explícito, en su última película. Por si fuese poco, el más difícil todavía: hasta tres formatos de pantalla empleados a lo largo del metraje, convenientemente avisados y marcados con transiciones bien justificadas en dicho contexto, de alternancia entre sendas líneas temporales de la narración.

El gran hotel Budapest (2014) de Wes AndersonSe trata, en definitiva, del mayor reto que ha tenido hasta la fecha Robert D. Yeoman, director de fotografía de Anderson desde sus inicios, sorprendentemente nominado por primera vez este año al Oscar. Una estatuilla que probablemente merezca más que ningún otro candidato, al solventar con tanta elegancia y solidez una propuesta visual bastante compleja en todos los aspectos, del gran angular al teleobjetivo más cerrado, de la pantalla ancha al formato "cuadrado", de grandes espacios a "latas de sardinas" sin disipar la marcada identidad visual del conjunto. Un excelente trabajo, al fin y al cabo, más completo y pertinente que la "sobrada" estilística de Iñárritu.

2 comentarios en «FOTOGRAMAS: EL GRAN HOTEL BUDAPEST / The Grand Budapest Hotel (2014) de Wes Anderson»

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.