¡CON DIOS HEMOS TOPADO! – ‘EXODUS: DIOSES Y REYES’, de Ridley Scott

Exodus: Dioses y Reyes (2014) de Ridley ScottEXODUS: DIOSES Y REYES – Exodus: Gods and Kings (2014) de Ridley Scott

El problema de las adaptaciones bíblicas es que ya las hemos visto antes y en todas las formas posibles, aunque sin tanto cachivache visual. Nos las sabemos de memoria, y aunque los efectos especiales cada vez son más espectaculares, a nadie se le ocurre dar un giro a la historia, Dios nos perdone, o plantear los acontecimientos desde un punto de vista original, Dios no lo quiera. Le pasó hace poco a Aronofsky con su Noé, de la que si no te acuerdas, mejor para ti. Y ahora Ridley Scott, el hombre que un día rompió moldes con Alien y Blade Runner y que incluso demostró dotes para la épica en Gladiator, nos presenta una versión de las andaduras de Moisés que tiene poco de novedosa y bastante de tediosa.

Exodus: Dioses y Reyes (2014) de Ridley ScottNo me malinterpretéis, la película no está mal. Las plagas son espectaculares, la separación del mar Rojo muy conseguida y, en general, todo el plano artístico es sobresaliente. Su problema es que le sucede lo peor que le puede suceder a una superproducción: que aburre. Si las dos horas y media se hubieran quedado en dos, una y tres cuartos si se me apura, estaríamos hablando de otra cosa. Es más, si el metraje fuera media hora inferior estaríamos ante una gran película, incluso fascinante a ratos. Pero las películas de corta duración no gozan de mucha popularidad, parecen menos serias, y Exodus es seria, vaya si lo es, seria y solemne hasta decir basta, tanto que abruma, que aburre.

Exodus: Dioses y Reyes (2014) de Ridley ScottChristian Bale se entrega completamente y demuestra ser una elección acertada para interpretar a Moisés, pero… ¿alguien me explica qué demonios hacen ahí actores como Sigouney Weaver, Ben Kingsley o Aaron Paul? Sus papeles, especialmente el de la primera, son diminutos, y su presencia es un pretexto descarado para incluir sus nombres en el póster promocional. Sobre John Turturro no digo nada, que no hace nada malo, y además el atuendo egipcio le sienta extrañamente bien. Respecto a María Valverde, la representante española en el reparto, no hay mucho que decir salvo que no desentona (que ya es bastante tratándose de toda una superproducción mastodóntica made in Hollywood) y que se defiende formidablemente con el inglés,  nada que ver con aquella de los relaxing cup of café con leche.

El uso de las tres dimensiones es dispar: magnífico en las secuencias más trepidantes e inútil en los tramos más parados de la película. Ni todo el monte es orégano ni todas las películas integran el 3D en su narración como lo hicieron las recientes Gravity o La vida de Pi.

Si me lo permitís, voy a reiterar lo que he dicho antes: la película no está tan mal. No es mala. A ratos, incluso, es buena. Pero la duración excesiva, los actores de relleno y la historia archisabida, acaban por matarla. ¿Para cuándo una reinvención de la Biblia? Matrix lo hizo y no le pudo salir mejor. Incluso, y a riesgo de ser lapidado, diré que Como Dios supo tratar con gracia (divina) todo este asunto de biblias y religión. Pero Exodus es lo mismo de siempre con un envoltorio muy caro. Como cuando llega el día de Reyes y al abrir el enorme paquete con tu nombre descubres que no era la Play lo que había dentro, sino un pack de calcetines. Ay, Dios.

Ficha técnica

 

Entradas relacionadas:

50 HOMBRES MUERTOS – 50 Dead Men Walking (2008) de Kari Skogland
SPARTACUS: SANGRE Y ARENA / Spartacus: Blood and sand (2010), creada por Steven S. DeKnight
CUANDO LO MALO ES TAN BUENO - BREAKING BAD
MAMÁ, PAPÁ: QUIERO SER CURA - 'SI DIOS QUIERE', de Edoardo Maria Falcone
DANOS TU OPINIÓN

Calendario

diciembre 2014
L M X J V S D
« Nov   Ene »
1234567
891011121314
15161718192021
22232425262728
293031