STING – SHAPE OF MY HEART / BSO de ‘LÉON, EL PROFESIONAL’ (1994) de Luc Besson

Aprovechando que esta semana vuelve a las pantallas españolas el incansable Luc Besson con Lucy, suerte de actualización posmoderna y con toque fantástico de su icónica Nikita, y que puede añadir un nuevo registro al perfil ya polifacético de Scarlett Johansson, volvemos a fijarnos en la selección musical de este autor con mayúsculas, como ya lo hicimos hace unos meses. Esta vez, nos remitimos a la que probablemente sea su obra más redonda, más profunda y con más sentimiento, y la prueba definitiva que se puede hacer gran cine dentro del género de acción: Léon, el profesional. La impresionante química entre un ya madurito Jean Reno y una preadolescente Natalie Portman (promesa felizmente cumplida) nos dio como resultado una de las extrañas parejas más destacadas del cine de las dos últimas décadas. Una relación que acaba, de manera muy particular, con la redención del maestro por parte de la alumna, representada con un brillante elegancia por una planta de significado puramente metafórico, presente a lo largo de la película.

Léon, el profesional (1994) de Luc BessonEl cineasta francés escogió para darle (más) vida y dimensión a ese plano final la emotiva y melancólica Shape of my heart, del británico Sting, publicada apenas el año anterior, como parte del álbum Ten summoner’s tales. Un tema que sobresale en una banda sonora sin apenas temas introducidos a mayores de la partitura de Eric Serra, habitual de Besson, que suele siempre repetir equipo. Eso, si descontamos las rendiciones diegéticas de clásicos pop por parte de la carismática y magnética Mathilda (Natalie Portman), en el marco de su particular “adivina el personaje” con Léon, asesino de profesión con un sólido código moral. Por otra parte, se trata de una de las pocas utilizaciones relevantes en cine de un tema de la carrera en solitario de Sting, a diferencia de lo altamente recurrente de la discografía de The Police, la banda que lo llevó a la fama entre finales de los setenta y principios de los ochenta, y que se disolvió estando en la cima. El músico ha dejado clara en numerosas ocasiones su gusto por las pantallas, grande y pequeña, aunque sin especial éxito. Su pinito más recordado, Dune, pasó a la posteridad más por lo esperpéntico de su estética que por su verdadero talento dramático.

 

Entradas relacionadas:

LA PERFECCIÓN SE ESCONDE EN EL INFIERNO – ‘CISNE NEGRO’, de Darren Aronofsky
FOTOGRAMAS: LÉON, EL PROFESIONAL / Léon (1994) de Luc Besson
DAMIEN RICE – THE BLOWER'S DAUGHTER / BSO de ‘CLOSER’ (2004) de Mike Nichols
FOTOGRAMAS: ANGEL-A (2005) de Luc Besson
DANOS TU OPINIÓN

Calendario

agosto 2014
L M X J V S D
« Jul   Sep »
 123
45678910
11121314151617
18192021222324
25262728293031