IN MEMORIAM ROBIN WILLIAMS (1951-2014)

A todos los nacidos en los ochenta, especialmente en su segunda mitad, a toda esta generación que sobrevivió el cambio del analógico al digital siendo capaces de dominar ambos, la noticia de la repentina muerte de Robin Williams, conocida esta pasada madrugada, nos sentó como un verdadero jarro de agua fría. De alguna manera, la figura del actor se había mimetizado en nuestro imaginario con la de uno de sus personajes más recordados y aclamados, el profesor John Keating de El club de los poetas muertos, aquel que nos enseñó, a sus alumnos dentro de la pantalla y a los niños y jóvenes fuera de la misma, a disfrutar de la vida y de sus placeres fuera de los corsés del academicismo y la disciplina social, que nos tenía atados desde la familia hasta la escuela.

El indomable Will Hunting (1997) de Gus van SantSus enseñanzas de vida continuaron con la que se puede leer perfectamente como la evolución natural de dicho personaje, ya en clave más adulta, el particular terapeuta de Matt Damon en El indomable Will Hunting, por el cual Williams ganó su único Oscar, en 1998, como Mejor Actor de Reparto. Había sido nominado anteriormente en tres ocasiones, siempre en la categoría de Actor Protagonista, por Good morning, Vietnam (el papel que lo convirtió en la estrella que fue), la mencionada El club de los poetas muertos y la tragicomedia El rey pescador, habiendo conquistado el Globo de Oro por la primera y la tercera, además de por la igualmente mítica Señora Doubtfire, papá de por vida, su voz para el Genio en el Aladdin de Disney y por la serie Mork y Mindy, que lo dio conocer, aparte de la estatuilla honorífica Cecil B. de Mille en 2005. Sus honores en los Emmy se reducen a participaciones en programas de variedades, donde explotaba su faceta cómica, con la que se inició en el mundo del espectáculo.

Patch Adams (1998) de Tom ShadyacFue precisamente por tanto la comedia, con mayores o menores toques de drama, el género en el que Williams se convirtió en todo un icono del cine mainstream de los noventa, creando su propio arquetipo, sin ulteriores instancias destacadas que puedan cubrir su vacío ni precedentes relevantes a gran escala: él era el adulto divertido y juguetón que todos los niños querríamos tener en nuestras familias, el carroza cachondo mental con el que los adolescentes desearíamos tomar nuestras primeras cañas. Desde el Peter Pan contemporáneo (aparte de su versión adulta del mismo en la irregular Hook de Spielberg) en Jack (firmada nada menos que por Francis Ford Coppola, ojo al dato) hasta ese curioso e inocente acercamiento a la dualidad de género de Señora Doubtfire, pasando por la ya más dramática Patch Adams, cuyo protagonista revisa la praxis médica en términos similares a los del legendario profesor Keating con la docencia, su personaje-arquetipo ha sido una constante en buena parte de su filmografía, al menos, de la más destacada, incluso dejándose notar en títulos con poca o nula concesión para la comedia como la impactante Despertares.

La llegada del nuevo milenio supuso el inicio de su particular decadencia, paralelamente a una recaída en adicciones de juventud y en problemas personales relacionados con la depresión. Con todo, aún tuvo tiempo de ofrecernos su propio contrapunto siniestro en Retratos de una obsesión, de recuperar su esplendor de antaño en El hombre del año y hasta de encarnar a Eisenhower en El mayordomo. Su vuelta a la televisión la pasada temporada con la sitcom laboral The crazy ones, de David E. Kelley (CBS), no terminó de cuajar y la serie no fue renovada.

Puede que sus últimos catorce años no hayan hecho justicia a todo lo hizo con anterioridad, llegando a ser de los mejores actores de comedia de su momento. Lo que nunca nadie podrá quitarle es su incalculable valor icónico y emotivo para toda una generación. Descansa en paz, mi capitán.

 

Entradas relacionadas:

FOTOGRAMAS: RETRATOS DE UNA OBSESIÓN / One hour photo (2002) de Mark Romanek
Comments
Una respuesta to “IN MEMORIAM ROBIN WILLIAMS (1951-2014)”
Trackbacks
Check out what others are saying...
  1. […] de Chaplin para Tiempos modernos. Pero la cosa no se quedó ahí, pues la reciente muerte de Robin Williams no podía ser despachada con una simple imagen en una secuencia acompañada de un aplauso. Su amigo […]


DANOS TU OPINIÓN

Calendario

agosto 2014
L M X J V S D
« Jul   Sep »
 123
45678910
11121314151617
18192021222324
25262728293031