TEMPUS FUGIT – DOMINGOS EN SERIE

Domingos en SerieDOMINGOS EN SERIE (08-06-2014)

Último Domingos en Serie del año, salvo imprevista connivencia de series interesantes en la jornada dominical. Juego de tronos echará el cierre al final de la semana a su temporada más intensa y progresiva hasta la fecha, con lo que merecerá un epígrafe aparte, mientras que Californication se despedirá para siempre a finales de mes, con lo que, sea lo que sea, habrá que darle el espacio que se merece.

Y en mi ánimo de buscar similitudes entre el cobalto y la velocidad, podemos detectar en sendos episodios del último domingo una variación de la fórmula narrativa habitual, como antesala a una season finale que se antoja apoteósica, en el caso de la serie de HBO, o a la recta final del relato, en la dramedia de Showtime. Cada una con su particular fórmula, pero desde luego, con la evidente intencionalidad de crear un punto de inflexión o, cuando menos, un cierto diferencial significativo.

Juego de tronos 4x09: The watchers on the Wall Juego de tronos 4×09: The watchers on the Wall

De la reducida o nulas referencia a la trama del Muro que se puede encontrar en mis reseñas anteriores podréis deducir fácilmente el escaso interés que suelen despertar en mi paladar seriéfilo los fragmentos dedicados a dicho bloque argumental. Así que la disposición inicial a un episodio que claramente nos prometía una narración centrada en dicho escenario, cuando no exclusivamente copada por el mismo, resultaba un tanto escéptica. Pues bien, esas son las barreras cognitivas que la serie se encarga de desterrar episodio tras episodio sin piedad, es decir, que han hecho fiel hasta al mayor de los incrédulos. Un capítulo-evento estructurado en torno al asedio al Muro por parte de un inmenso batallón de salvajes y la defensa del mismo a manos de la Guardia de la Noche, que deja en completo suspenso todas las tramas de temporada que habían alcanzado el punto climático en la anterior entrega, reservando su desenlace, o cuando menos progresión, para la tan ansiada season finale.

El episodio que altera la habitual estructura coral y el montaje alterno de una narrativa con multitud de focos, reduciendo la unidad de la acción a un sólo espacio físico y cognitivo, con sus necesarios matices de complejidad interna, supone asimismo los mayores logros visuales y compositivos de la temporada, copando 50 minutos con una batalla in crescendo con la habilidad a su vez de aunar puntos álgidos de la confrontación con progresiones argumentales de los personajes.

Cabe destacar especialmente ese plano secuencia panorámico con el que recorre de un plumazo diferentes rincones del combate, en notable inferioridad numérica para la Guardia de la Noche, así como esa suspensión que supone el previsible reencuentro, en circunstancia completamente opuestas, de Jon Nieve e Ygritte, con su inevitable desenlace, en un tono atópico y diferenciado, contrapunto melodramática a la tan esperada ascensión heroica del bastardo, que en el final del episodio se dirigirá, sólo ante el peligro y con la mayor temeridad, a rematar la faena. Una concatenación dramática que anticipa el viejo Aemon Targaryen en el propio episodio, en una lección al frágil pero bienaventurado Sam sobre la incompatibilidad del amor y la guerra, básicamente la misma que le dedicó al propio Jon a finales de la primera temporada, descubriendo, en ambas ocasiones, sus verdaderos orígenes dinásticos.

El capítulo más simple a nivel estructural, espacial y temporal, ha sido también el más intenso de principio a fin. Un hurra por Neil Marshall, al que la serie vuelve a recurrir para una entrega de esta naturaleza tras el aclamado Blackwater, precisamente el noveno de la segunda temporada, también centrado en una gran batalla, la del finalmente fallido ataque de Stannis Baratheon a Desembarco del Rey.

Californication 7x09: Faith, hope, loveCalifornication 7×09: Faith, hope, love

Y de un episodio-evento a una suspensión del presente del relato que deriva la narración hacia el pasado, consecuencia directa de ese abrupto y desmedido cliffhanger que denunciamos la pasada semana. Una inversión puntual del tempo que viene naturalmente acompañada por un giro hacia la naturaleza más puramente dramática de la serie, en contrapunto con recuperación de la comicidad más genuina de la serie en las últimas entregas. El recurso del what if no es aquí utilizado como motor de una realidad alternativa, sino que es precisamente el recuerdo de una situación similar en el pasado lo que desencadena la reflexión retrospectiva. No tenía sentido esperar, por tanto, la aparición de Faith (Maggie Grace), amante de Hank en la pasada temporada,… ¿lo habrán hecho a propósito con el título o eran solamente cábalas mías?

En consecuencia, la utilización de dicho “hiato” en la progresión lógica de la temporada final, para la cual fue necesario un golpe de efecto peligrosamente controvertido y pantanoso, sólo puede responder a lo evidente: la necesidad del refuerzo de la motivación del protagonista en la que desde el principio está a ser llamada la trama definitiva, la reconciliación final de Hank y Karen, la cual, sin embargo, ha estado siendo progresivamente dejada de lado dado los revolucionarios sucesos de la temporada, en resumen, Levon y Julia, esa “familia alternativa” que todavía tiene mucho que decir en cuanto al destino final de dicha trama. Pero eso es materia de los episodios venideros, ya que en este el tiempo se ha detenido, en una situación límite, para explicar una vez más por qué, pese a todo lo rocambolesca y desesperanzadora que pueda ser la situación, Moody y su media naranja son la pareja más intensa y apasionante de la televisión contemporánea.

Ese diálogo pasado-presente se acuerda también de la otra gran pareja de la serie, Charlie y Marcy, a quienes también la sombra de la tragedia sirve para recordar por qué siguen juntos pese a todo y salir de su enésimo bache matrimonial, a la vez que se refuerzan los vínculos de este inigualable y entrañable cuarteto de amigos, una doble pareja inseparable pese al viento y la marea.

 

Entradas relacionadas:

DOMINGOS EN SERIE - 29/08/2010 (I)
DE MOODY A DRAPER Y TIRO PORQUE ME TOCA
ZOMBI ERRANTE - HOMELAND
ENEMIGOS ÍNTIMOS – Llega 'VICE PRINCIPALS'
Comments
2 Respuestas to “TEMPUS FUGIT – DOMINGOS EN SERIE”
Trackbacks
Check out what others are saying...
  1. […] intensa hasta la fecha. El dejar los grandes conflictos de temporada en suspenso durante un episodio-evento con una notable batalla fue todo un movimiento maestro, capaz de tener a millones de espectadores […]
  2. […] Dirección: Neil Marshall por The watchers on the Wall (4×09) de Juego de […]


DANOS TU OPINIÓN

Calendario

Junio 2014
L M X J V S D
« May   Jul »
 1
2345678
9101112131415
16171819202122
23242526272829
30