CÓMO CONOCÍ A VUESTRA MADRE (How I met your mother) – Series finale

Cómo Conocí a Vuestra Madre (2005-2014)CRUELDAD ¿INTOLERABLE?

Me esperaba tan poco este final, que he tenido que reformular toda el texto que tenía en la cabeza para publicar tras el visionado y dejar al menos varias horas para terminar de procesarlo todo y saber qué papel jugarán realmente esos tres últimos minutos en la memoria y el poso que dejarán esta serie, de todos modos, legendaria. ¿Un final lógico y necesario o un giro último excesivo? Lo único que puedo afirmar con certeza es que mi visión del mismo no será la misma de aquí a un año visto, ni siquiera a una semana vista, pues son muchas emociones y mucha empatía las que entran en juego.

Un capítulo doble que, hasta ese punto fatídico (literalmente), funciona como un perfecto compendio de lo que estaba siendo una hornada final en plena ascendencia, moviéndose de modo hábil y revelador entre pasado, el presente y el futuro de la línea temporal principal, explotando más que nunca el recurso del flash forward. Estaba siendo el broche perfecto a una temporada que, ante toda la presión de las dudas despertados por las dos anteriores, y el arduo reto del desenlace, estuvo por encima de las expectativas. Su cambio decidido en la fórmula narrativa, que concentraba la acción principal en un único fin de semana y en un único lugar, no pudo ser más acertada.

Cómo Conocí a Vuestra Madre 9x24: Last Forever, Part 2Desde los primeros compases de este volumen final se fue construyendo la figura de la tan esperada Madre (cuyo nombre no nos confirmaron hasta los últimos compases, si bien nos lo habían revelado ya en la primera temporada) como una suerte de Amélie Poulain neoyorquina, como el par perfecto de Ted Mosby, con un rol fundamental en el devenir de los acontecimientos para con el resto de personajes, sin saberlo. Los puntos culminantes de su relación futura con Ted se nos van mostrando poco a poco a lo largo de estos 24 episodios. Sólo quedaba, pues, vivir el momento que la serie llevaba prometiendo desde su mismo título, el instante en el que ambos se conocen en la estación de Farhampton y se dan cuenta enseguida de que estaban destinados a encontrarse en algún momento u otro.

Cómo Conocí a Vuestra Madre 9x23: Last Forever, Part 1Por otra parte, esta doble entrega sirvió no sólo para despedir a esos cinco personajes (más uno) que ya forman parte, de pleno derecho, del imaginario televisivo contemporáneo (la mayoría de secundarios y esporádicos más míticos fueron homenajeados en el grandioso Gary Blauman), sino también a espacios que, tras nueve temporadas, han alcanzado tal grado de significación que de alguna manera funcionaban como personajes estáticos con vida propia, como el McLaren’s o el apartamento encima del mismo (entroncando aquí con el final de su antecesora, Friends, hace una década).

El giro final

Pero llegaron esos últimos tres minutos, que nos tenían reservado un giro final con el que algunos teorizaban, especialmente desde el controvertido final de Vesuvius. Tras 208 episodios, al manido principio explicativo de La Madre como McGuffin le esperaba un giro de tuerca, una pirueta final que, por otra parte, es completamente coherente con lo que ha sido la sitcom en todos estos años, pues de hecho, ese final estaba pensado desde el principio y fue grabado durante la segunda temporada, con los actores que dieron vida a Penny y Luke Mosby todavía en edad moza (nunca se explotó tanto el plano de un sofá). Como la propia hija indica, sólo el deseo de intentarlo de nuevo con Robin seis años después de enviudar puede explicar la poca presencia relativa de La Madre en el conjunto de una historia que se supone que iba a girar sobre ella.

Cómo Conocí a Vuestra Madre 9x24: Last Forever, Part 2Y esto nos trae de vuelta al principio de la séptima temporada, cuando Victoria le hacía a Ted darse cuenta de lo muy atado que estaba emocionalmente a Robin todavía y que esa es la causa de que sus relaciones posteriores nunca terminasen de funcionar, incluida la de ellos dos (le acaba espetando, una temporada después, tras su ruptura definitiva: espero que algún día la consigas”… profético), y así resucitar esa dimensión del relato, fundamental en la recta final (y hemos visto hasta qué punto), pero que llevaba muerta, a grandes rasgos, desde el final de la segunda temporada. Al mismo tiempo, y pese a toda la coherencia, sigue habiendo momentos del pasado en el que claramente nos guiaban en otra dirección y por tanto tenemos un cierto margen para sentirnos engañados: el clarividente final de Sunrise (que parecía un punto final de no retorno), el momento de Ted y Robin con el simbólico medallón en la boda o Marshall pagando finalmente la apuesta a Lily antes de la boda de Ted y Tracy.

Cómo Conocí a Vuestra Madre 9x23: Last Forever, Part 1Sea como sea, la mayor o menor coherencia no quita la crueldad supina con la que los creadores han tratado a su protagonista, a su esperada (aunque efímera) alma gemela y a los espectadores que tan fervientemente hemos seguido esta sitcom. Su idea desde el principio era entonces tenernos nueve temporadas conociendo a un hombre que cuenta sus relaciones amorosas por frustraciones mientras tiene en su pandilla a la pareja perfecta… y más hacia el final, otra pareja, imperfecta, pero sólida (o eso parecía). 208 episodios construyendo una mitología en torno a La Madre y haciendo que nos enamorásemos de ella durante la hornada final, para luego dejarlo todo en un “matrimonio” (el que estuviesen viviendo tantos años en pecado sí que supuso una sorpresa) perfecto y asombroso, pero efímero, que duró apenas once años tras haberse estado gestando, como partículas del universo destinadas a encontrarse, otros ocho.

Lebenslangerschicksalssatz

Cómo Conocí a Vuestra Madre: LebenslangerschicksalssatzAhora bien, existe una gran diferencia con respecto a la profecía de Victoria, cuya relación con el final y su condición, ya sea de desenlace o de epílogo del conjunto del relato, nos arroja diferentes lecturas, y en la elección de una u otra estará la clave de la mayor o menor aceptación de este final para todos aquellos que no lo deseaban. Ted sí tuvo una relación maravillosa con La Madre pese a que Robin estuviese en su entorno, y al poco tiempo nuevamente libre. Sólo la desgracia, un factor externo, pudo terminar con esa relación tan ideal, tan esperada por cocinada a fuego lento y fatigoso, que de no haber ocurrido de seguro que dicho matrimonio seguiría unido y enamorado hasta la vejez y la eternidad. Ted acaba consiguiendo a Robin, pero de rebote, como una suerte de premio de consolación, como cura del luto por la pérdida de su media naranja, de su alma gemela.

Como bien nos afirman en el inicio de la octava temporada, La Madre, Tracy, es el Lebenslangershicksalssatz, el amor verdadero de Ted Mosby, estando predestinados desde sus mismísimas iniciales. Por tanto, Robin es su Beinaheleidenschaftsgegenstand, lo más parecido al alma gemela sin serlo exactamente, y lo que le queda al protagonista una vez que el alma gemela, que sí dio encontrado, se ha ido para siempre. A la par que Robin, a su vez, tendrá finalmente en sus “sobrinos” lo más parecido a unos hijos que nunca podrá tener.

Cómo Conocí a Vuestra Madre 9x24: Last Forever, Part 2Resulta curiosa la importancia fundamental que ha tenido la tragedia en el devenir de la espina dorsal de una comedia: la tragedia lleva a Tracy, la futura madre, a una situación en la que acaba conociendo al hombre de sus sueños, que no es otro que Ted, y la misma tragedia deja a Ted para siempre sin el alma gemela que tanto le había costado encontrar, para acabar volviendo, tras un oportuno período de luto, a la que siempre creyó que era su alma gemela antes de conocer a La Madre, pero a la que parecía haber renunciado para siempre incluso antes de conocer al verdadero amor de su vida, Tracy McConnell. La promesa mutua de Ted y Robin de volver si ambos están libres a partir de los cuarenta años dejó de ser un gag recurrente para acabar materializándose. Claro que el discernimiento sobre quién ha sido finalmente el alma gemela de Ted, The One, está libre a lecturas e interpretaciones. Pero yo ya he hecho la mía, manteniéndome en mi tesis de los conceptos alemanes impronunciables.

En esos tres últimos minutos, sin embargo, se debe destacar el acertado y agudo empleo de la elipsis, el paso sutil y sucinto por la tragedia que lo cambia todo, la enfermedad y muerte de Tracy. Las lágrimas, de haberlas, tenían que ser de nostalgia, de celebración de una comedia que ha marcado a toda una generación, no de luto ni de dolor. Muy pertinente asimismo la omisión, por innecesaria, del devenir de la nueva relación de Ted y Robin, así como de las reacciones ante la por parte de Marshall, Lily y especialmente Barney.

What if?

Cómo Conocí a Vuestra Madre 9x24: Last Forever, Part 2Fui personalmente uno de los que se resistió a creer la teoría de la muerte de La Madre, para que finalmente esta me explotase en la cara. Mi final soñado era el saber que Ted y La Madre acabarían juntos hasta el fin de sus días (el de ambos); que Barney y Robin acabasen juntos pese a todas las adversidades post-nupciales y divorcios (la boda de Ted y Tracy sería el mejor momento para ello, y hasta aquí nos lo dejan caer unos Bays y Thomas excesivamente crueles y engañosos hasta el final), con la oportunidad de criar a una niña entre ambos, aunque sólo fuese hija biológica de uno de ellos; y que el grupo de amigos siguiese tan unido, pese a todo, y por fin con un miembro permanente más (el 5+1 tan esperado) y todos en pareja. ¿La pieza de la muerte? Podía haber recaído en un personaje menos significativo, como la madre de Ted, por ejemplo.

Cómo Conocí a Vuestra Madre 9x24: Last Forever, Part 2Pero el final ha sido el que ha sido y es inútil ya pretender que sea diferente. Robin, la más maltrecha de los cinco en ese panorama futuro que nos pintan, acaba por cerrar su particular círculo con Mosby, la tuba azul y su terraza. Barney vuelve a las andadas tras los años de progresión a la madurez pero se acaba redimiendo de la manera más inesperada, a través de una hija que le llega de rebote, pero que se convierte automáticamente en la niña de sus ojos en cuanto la tiene en brazos. Al menos, tenemos justicia completa para Marshall y Lily: ambos han podido realizar finalmente sus sueños profesionales y siguen felices para siempre con hasta tres retoños.

Adiós con el corazón

Cuando emprendas el viaje a Ítaca, ruega que el camino sea largo.

Empecé este extenso artículo dejando clara mi profunda subjetividad al respecto de esta serie, y ahora procedo a detallarla. Estos amigos empiezan la serie con 27 años de edad, casi recién independizados y salidos de la Universidad y, especialmente en el caso del principal protagonista, Ted Mosby, sumidos en una permanente espiral de incertidumbre y desencanto profesional y personal del que tardan en salir. Aunque me subí tarde al tren, he estado al pie de los fogones en los últimos tres años de mi vida. Pues bien, pronto me tocará soplar 27 velas, como ciudadano de un país del sur de Europa en la era presente la incertidumbre profesional y, por ende, personal, es un hecho, no de ahora, sino de hace ya unos años, al terminar la Universidad, precisamente la época de mi vida en la que me enganché a esta serie, tras merendarme sus seis primeras temporadas en pocas semanas.

Mi nivel de identificación y empatía con estos personajes, ficticios pero profundamente humanos, ha sido altísimo. Y qué decir de todas las situaciones, gags, one liners y demás que nos dejan para la posteridad, para ser recordadas, evocadas y repetidas en conversaciones, analógicas y digitales, con toda la naturalidad del mundo: #ChallengeAccepted, #TrueStory, el hombre desnudo, el bang bang bangity bang, y un larguísimo etcétera. Por no hablar de toda la mitología creada alrededor de una sitcom, algo insólito e histórico que de seguro se estudiará en la historia de la televisión, si no se está haciendo ya. Un paraguas amarillo o una corbata de patitos ya forman parte de mi próxima carta a los Reyes Magos.

Cómo Conocí a Vuestra Madre 9x24: Last Forever, Part 2Por tanto, pese a la sensación agridulce que me deje este desenlace/epílogo, al que seguiré dando vueltas y vueltas en mi cabeza una buena temporada, no me ensuciará en absoluto la memoria y el recuerdo de los grandes momentos que he pasado con Cómo conocí a vuestra madre, que siempre tendrá un hueco especial en mi imaginario televisivo particular. Por ello, agradezco el viaje. Y doy gracias a todos.

A Carter Bays y Craig Thomas, por redifinir para siempre el concepto de contar batallitas y la figura narrador no fiable en televisión. Por dotar a una sitcom de una mitología propia y de una fórmula narrativa revolucionaria y seguir llegando igualmente al alma de los espectadores.

A Marshall, por ser el punto de arranque de este apasionante relato, por ser un excelente hijo, hermano, esposo, padre y amigo. Y por saber perdonar y sacrificarse por quienes más importan.

A Lily, por ser la cordura del grupo pese a sus múltiples taras, por haberlo todo por sus seres queridos.

A Robin, por darnos la imagen de un personaje femenino atractivo pero bien alejado de los clichés tradicionales en muchas cosas, por saber superar sus fobias y aprender a no tener miedo de ser feliz.

A Barney, por haber sido el personaje más icónico de la comedia televisiva desde Homer Simpson, y por demostrarnos que hasta el hedonismo más exitoso necesita echar el freno para recoger candor humano. Por ser permanentemente auténtico pero haber sabido madurar a tiempo.

A Ted, por nunca dejar de creer, por sobreponerse continuamente a las adversidades, por nunca dejar de ser sí mismo, por tener fe y esperanza en que lo bueno siempre acabará llegando, tarde o temprano. Y por ser abiertamente romántico y soñador aunque el cine y la televisión reserven ese perfil para personajes femeninos.

A La Madre, Tracy, por haberse ganado nuestro corazón en una sola temporada y que la viésemos enseguida como el alma gemela de Ted Mosby. Por saber dar consejos que cambian la vida. Por no rendirse ante la tragedia ni dejar de luchar por lo que cree sin perder nunca la dulzura.

 

Entradas relacionadas:

EL DESTINO COMÚN DE MOODY Y DRAPER
EN EL ECUADOR Y EN LA CIMA - DOMINGOS EN SERIE
LA ERA DE ACUARIO – MAD MEN
ENTRE LA POLÍTICA Y LA MAGIA – JUEGO DE TRONOS
Comments
3 Respuestas to “CÓMO CONOCÍ A VUESTRA MADRE (How I met your mother) – Series finale”
  1. David dice:
    Poco más de una semana hace ya que acabó HIMYM. Por lo que he leído por la red, a la gente le ha decepcionado bastante el final. A mí me ha gustado. Aquí os dejo mi homenaje a la serie, por si tenéis curiosidad 😉

    http://seriesanatomy.blogspot.com.es/2014/04/por-fin-conoci-wait-for-it-vuestra-madre.html

    Un saludo!

Trackbacks
Check out what others are saying...
  1. […] una primavera de despedidas en cuanto a series se refiere. Aún colea el controvertido y esperado final de Cómo conocí a vuestra madre de la pasada semana, Raising Hope echó el cierre el pasado viernes, Mad Men empieza este domingo […]
  2. […] como 30 Rock y The office se despidieron el pasado año, y que en el presente ha hecho lo propio Cómo conocí a vuestra madre, e ídem con Parks and Recreation de aquí a un año, sumado a las lloradas cancelaciones de […]


DANOS TU OPINIÓN

Calendario

abril 2014
L M X J V S D
« Mar   May »
 123456
78910111213
14151617181920
21222324252627
282930