IN MEMORIAM JAMES GANDOLFINI (1961-2013)

No habrá cosas de las que escribir en la nevera o en el tintero, ya sean estrenos en cartelera, de DVD/BluRay, de series en antena, etcétera. Pero esta madrugada se hizo pública una noticia que me dejó de piedra… a mí, y a medio mundo (conectado a Internet), por lo que veo. Lo veía en todos los grandes medios a ambos lados del charco. Se mencionaba a la HBO como fuente principal de la noticia, pero esta todavía no publicaba nada ni en su web ni en sus cuentas en redes sociales. Y cuando, en un arranque de escepticismo, comprobé en una agencia tan fiable como Reuters, ya no quedaba lugar para la duda. James Gandolfini, rostro del inolvidable protagonista de la mayostática serie Los Soprano, fallecía ayer en Italia (cuna de sus padres y destino habitual de viajes), concretamente en Roma, a los 51 años, posiblemente de un ataque al corazón, aunque esto último todavía no está confirmado.

Algunos os preguntaréis, quizás, por qué se le da tanto bombo. Es una muerte repentina, vale, pero tenía 51, que no son 71 aunque tampoco se trata de una tragedia prematura, como si fuese un veinteañero o treintañero. Y si miramos su hoja de servicios cinematográficos, seguramente han muerto y morirán en 2013 actores mucho más relevantes. Pero es que, siendo sinceros, se puede asegurar con bastante firmeza y criterio que este italoamericano de segunda generación pasará a la historia, si no lo ha hecho ya, como El Rostro de la tan manida pero innegable “Edad de Oro de las Series de Televisión” que empezó en el nuevo siglo en la HBO… aunque ellos digan que no es televisión.

James Gandolfini como Tony SopranoQuizás juegue a favor de semejante afirmación el hecho de que las otras dos “joyas de la corona”, las otras dos partes de la “Santísima Trinidad” de la cadena (a partir de las cuales vino todo lo demás), The wire y A dos metros bajo tierra, por un lado, nunca llegaron al grado de popularidad mainstream de Los Soprano (que empezó en un canal de cable premium para un público exquisito y selecto pero conquistó pronto a los telespectadores de todo el mundo), y por el otro, tenían una fórmula, un carácter más coral, lo que hacía  que no nos fijásemos tanto en un solo personaje. La serie de David Chase tenía también una dimensión coral pero estaba sin duda centrado en la figura de su protagonista, Tony Soprano, el cual, además, pocos motivos puede haber para excluirle del podio de los mejores personajes televisivos de la historia (sin distinción de género ni de acción real/animación), lo cual aún resulta más meritorio si se tienen en cuenta todos los que hemos visto “nacer” desde su despedida: Don Draper, Hank Moody, Walter White,…

Además, se da también la poca habitual circunstancia de que, aunque no fuese un actor completo ni desde luego el mejor de su generación, a día de hoy no se nos ocurre nadie más ideal para el complejo y carismático Tony Soprano que Gandolfini, una apuesta arriesgada pero acertada de Chris Albrecht, director de programación original de la HBO por aquel entonces (gestando la excelencia que todavía perdura), y presidente la cadena de 2002 a 2007. Tuvo que luchar contra viento y marea, pero el tiempo enseguida le dio la razón. Pocos actores han sabido crear tal simbiosis con un personaje de manera que sea imposible disociar la imagen mental de ambos. ¿Convierte esto a James Gandolfini en un actor encasillado? No necesariamente, ya que la TV ofrece personajes con muchos matices, máxime si se trata de un drama y encima de la HBO, con el mejor equipo de guionistas jamás reunido (los creadores de Mad men y Boardwak Empire, dos de las mejores series post-Soprano, estaban en el equipo creativo de David Chase), lo que, por tanto, exige a sus actores unos esfuerzos interpretativos continuos y crecientes.

Gandolfini - True RomanceCierto es que su trayectoria, hasta entonces discreta en líneas generales, como actor secundario, lo iba preparando para el papel, ya que, tanto por su complexión física como por su deje italoamericano acababa muchas veces en la piel de gángsters de mayor o menor monta. Un mundo a su medida, la tronchante Amor a quemarropa o incluso la española Perdita Durango son algunos de los títulos en los que participó antes de que su (digámoslo claro) alter ego Tony Soprano se cruzase en su vida. Paralelamente al rodaje de la serie iba marcándose otros papeles en esa misma línea, como en The Mexican o con los hermanos Coen en El hombre que nunca estuvo allí. Cuando el Don’t stop believin’ y el corte a negro más controvertido de la historia del audiovisual despidieron la serie, el actor fue enriqueciendo algo más su registro (el cual, repito, ya da para mucho con un mismo personaje televisivo durante varias temporadas) con la comedia In the loop, el telefilm Cinema verité, el thriller de culto Mátalos suavemente y hasta la voz de uno de las criaturas fantásticas de Donde viven los monstruos. Hasta tuvo tiempo de ser el director de la CIA en la reciente La noche más oscura, una de las películas más destacadas del pasado año y de reunirse con Michael Imperioli (Moltisanti en Los Soprano) en el telefilm Nicky Deuce, estrenado a finales de mayo.

James GandolfiniSe va dejando en el tintero multitud de proyectos, de los cuales habían tomado forma Animal rescue, thriller junto a Tom Hardy y Noomi Rapace; un drama aún sin título dirigido por Nicole Holofcener (responsable de varios episodios de Sexo en Nueva York, A dos metros bajo tierra, Parks and Recreation y Bored to death) en el que comparte plantel con tres grandes actrices como Catherine Keener, Toni Collette y Julia Louis-Dreyfus; así como Criminal justice, un piloto aislado, proyecto inicial de serie que, tras un primer rechazo, se estaba redefiniendo en miniserie de temática criminal. También formaba parte fundamental del desarrollo de un telefilm de comedia con Steve Carell sobre el duelo científico de dos paleontólogos (Bone wars), y ya como productor, a través de su compañía, Attaboy, sendos proyectos de series, en los que probablemente acabaría actuando: una adaptación de la sitcom francocanadiense Taxi 0-22, que se gesta en la CBS tras no terminar de cuajar en HBO; y una dramedia para esta última basada en las memorias de un expedicionario en la Antártida. Además, por si fuera poco,  otro telefilm en clave de comedia, también para HBO, sobre un pequeño hostelero de comida rápida que acaba negociando con la diplomacia norcoreana (Eating with the enemy). Varias propuestas más que interesantes que nos quedaremos sin ver, o al menos, sin Gandolfini, que desde luego no será lo mismo. Una pena.

Como del gran momento musical de Los Soprano (una serie que hizo del uso de música diegética su seña de identidad) ya hablamos en su momento, dentro de un interesante monográfico, y no podemos quedarnos con una sola frase de Tony Soprano, os dejamos con toda una selección de sus mejores momentos de su personaje/alter ego. Descanse en paz, y hasta siempre.

 

Entradas relacionadas:

DOMINGOS EN SERIE - 08/08/2010
CINCO TEMAS PARA CINCO FINALES (V y final): SIA – BREATHE ME / BSO de A DOS METROS BAJO TIERRA (2001...
HBO producirá una miniserie sobre el poblado de Las Barranquillas
FOTOGRAMAS: OLIVE KITTERIDGE (2014) de Lisa Cholodenko
Comments
5 Respuestas to “IN MEMORIAM JAMES GANDOLFINI (1961-2013)”
  1. I Soprano è una serie televisiva prodotta dalla rete americana HBO e trasmessa in Italia dalla rete televisiva Canale 5.Il telefilm ha ricevuto numerosi premi ed è diventato una serie culto negli USA e questo ha spinto il produttore a realizzare ultimamente anche una sesta serie. La serie alterna in ogni puntata scene molto violente con scene perfettamente comiche, come gli incubi di Tony.È un telefilm che rispecchia in pieno la mafia italoamericana dei giorni nostri, molto cambiata rispetto a quella da tutti conosciuta in film come Il Padrino e simili.Il serial tv descrive la vita di un boss della mafia italoamericana componente della famiglia Soprano, originara di Ariano Irpino (Avellino), che vive nel New Jersey, ha importanti contatti con le cosche newyorchesi ed ha mantenuto in vita gli affari con la camorra napoletana, da cui proviene uno degli scagnozzi del Boss, Furio Giunta.Proprio per questo nel telefilm il doppiaggio italiano è ispirato al dialetto campano. Il boss è continuamente stressato, l’origine di tale stress oltre che dal lavoro proviene soprattutto, nella prima e seconda stagione dalla madre Livia. I suoi scagnozzi invece sono spesso perseguitati nel sonno dai fantasmi delle proprie vittime.
  2. In recent years, Gandolfini also became a respected producer with the documentaries Alive Day Memories: Home from Iraq and Wartorn: 1861-2010 and the telefilm Hemingway & Gellhorn, all of which aired on HBO.
  3. Silvia dice:
    La primera vez que lo ví en los sopranos ´se me cayeron los ojos, durane unso días tuve que llevarlos en las manos¡¡
    no podía creermelo un tío que no era Brad Pitt me había hipnotizado¡¡
Trackbacks
Check out what others are saying...
  1. […] de Don Draper, el personaje más profundo y carismático de la televisión moderna, con permiso de Tony Soprano. La temporada que nos empezó descubriendo las raíces de su impulsiva e irrefrenable promiscuidad […]
  2. […] su no-discurso. Hubo momentos muy emotivos, como el esperadísimo ‘in memoriam’ a James Gandolfini, así como hilarantes, con Julia Louis-Dreyfus pronunciado su discurso de aceptación con apuntador […]


DANOS TU OPINIÓN

Calendario

junio 2013
L M X J V S D
« May   Jul »
 12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930