FOTOGRAMAS: MY BEST FRIEND’S BIRTHDAY (1987) de Quentin Tarantino

Un día como hoy, hace ya medio siglo, en la provincia urbe de Knoxville, Tennessee, al sur de los Estados Unidos, nacía en el seno de una familia italoamericana un hombre que se convertiría a principios de los noventa, rozando la treintena, en una de las referencias indiscutibles del cine contemporáneo. Es más, resulta bastante arduo entablar una conversación sobre el cine de los últimos veinte años sin que emerja el nombre de Quentin Tarantino. En fin, no podremos comprimir en una pequeño entrada de homenaje y felicitación todos los ríos de tinta virtual que en esta web se llevan vertiendo sobre el gran enfant terrible del cine norteamericano casi desde nuestros primeros pasos, y que podéis consultar, sin excepción, en este enlace.

Y qué mejor película para felicitarlo que su primerísima obra cinematográfica, eminentemente amateur y jamás estrenada en salas ni lanzada en formato de vídeo alguno. Una pieza originalmente de unos 70 minutos, destruida parcialmente tras un incendio y de la que se conservan únicamente 36 minutos, disponibles en Internet (suerte encontrando una versión subtitulada en español mínimamente decente). Ya se empezaban a notar las señas de lo que acabaría siendo un inmenso e inigualable autor, y mejor director. De hecho, se puede apreciar claramente el germen de lo que acabaría siendo Amor a quemarropa, dirigida por Tony Scott con un guión firmado por el propio Quentin, pero de cuyo resultado no quedó especialmente contento.

Por cierto, la cinta fue terminada en 1987, año de nacimiento de quien suscribe estas líneas.

Que cumplas muchos más, Quentin, y nunca dejes de dedicarte al cine mientras vivas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.