DVD y Blu-Ray: LA DOLCE VITA (1960) de Federico Fellini

La tecnología opera de manera verdaderamente paradójica. Lo mismo que jubila progresivamente a sus criaturas, cada de vez con mayor celeridad y contundencia, como si el pasado le produjese alergia crónica, pues nos brinda asimismo la posibilidad de revisitar y reinterpretar, con cada vez mayor calidad, ese mismo pasado. Algo que a lo que lleva más de dos décadas dedicándose The Film Foundation, ente no lucrativo fundado y dirigido por Martin Scorsese, maestro entre los maestros, dedicado desde 1990 a la conservación y restauración del patrimonio fílmico mundial, manteniendo lo más intacta posible la memoria visual común, ese imaginario colectivo a 24 imágenes por segundo, inmortalizando auténticas e imprescindibles obras de arte registradas años, décadas atrás, en un soporte altamente perecedero, y presentándolos como el peso de los años, la renovación tecnológica y la temida obsolescencia programada no tuviesen efecto, y cada pieza restaurada mantenga el tipo cual haber sido grabada el mes pasado con la tecnología actual.

Su más reciente “milagro” nos permite disfrutar, desde el día de ayer, de un clásico universal y obligatorio como La dolce vita de Fellini, en edición restaurada en DVD y Blu-Ray, con un suculento contenido extra en forma de documental ad hocLa dolce vita: Fellini y la realidad inventada, pieza de 28 minutos especialmente realizada para esta nueva (¿y definitiva?) edición, cortesía del crítico y periodista Gerardo Sánchez, director de Días de cine (La 2). Un completo recorrido por las escenas más memorables y los entresijos de esta joya fundamental y capital del Séptimo Arte, que el propio Scorsese define como “una película que rompió las reglas de la narrativa e impulsó la cinematografía”.

El observador, burlesco y fantasmagórico Fellini nos presentaba, a principios de los años sesenta, todo el glamour y hedonismo de la boyante vida de los jóvenes ricos en la Italia del milagro económico, que tan rápido la había recuperado de las heridas de dos guerras mundiales y muchos años de fascismo. Un punto de partida que alcanza su clímax en la celebérrima escena nocturna de la Fontana di Trevi con Marcello Mastroianni y Anita Ekberg (no en la original sino en una fidelísima réplica fabricada en los legendarios estudios de Cinecittà), para después continuar lo que verdaderamente supone un desencantador relato de la inmoralidad y el vacío espiritual de unos individuos sin rumbo, escondidos en la voluptuosa pantalla de la riqueza rápida y la felicidad material.

Aquella anticlimática (y redentora) secuencia final, con la ballena muerta en la playa, y el protagonista comunicándose, sin hablar, con una adolescente casual que pasaba por ahí (la clásica pero siempre expresiva oposición de lo viejo y lo nuevo), no viene siendo sino el epílogo de un relato que tuvo bastante de profético sobre la situación que le tocaría vivir la esa misma Italia ya desde finales de esa misma década, en los famosos “años de plomo” en los que empezaban a hacerse patentes las lagunas y heridas de esa pronta prosperidad. De alguna manera, una narrativa también extrapolable, pero en un periodo mucho más corto de tiempo, a esa misma Italia post-Berlusconi de la actualidad, y sobre todo, a esa España del “oasis económico” (que no milagro) que ahora se acerca peligrosamente a las cuotas de desigualdad y miseria de la posguerra, al tiempo que se convierte en un paraíso fiscal asimétrico, en el que esa misma ballena muerta, el tan clamado “Estado del bienestar”, agoniza en la playa mientras que muy pocos disfrutan esa dolce vita financiera (y dentro de nada, con la llegada de Eurovegas, también ociosa) a costa de todos los demás.

En definitiva, una fábula moderna, situada en un marco espacio-temporal muy específico, pero reveladora y mágica de sobra como para tener un carácter atemporal y universal, y que los prodigios de la tecnología, pese la crisis, permitirán mantener viva y visible por la eternidad, como eterna es la ciudad en la que el cineasta de Rimini rodó esta obra maestra.

 

Entradas relacionadas:

SHUTTER ISLAND (2010) de Martin Scorsese
DROPKICK MURPHYS – I'M SHIPPING UP TO BOSTON / BSO de ‘INFILTRADOS’ (2006) de Martin Scorsese
PROCOL HARUM – A WHITER SHADE OF PALE / BSO de ‘APUNTES AL NATURAL’ (1989) de Martin Scorsese
LAS CLOACAS DEL ROCK & ROLL – VINYL
DANOS TU OPINIÓN

Calendario

Noviembre 2012
L M X J V S D
« Oct   Dic »
 1234
567891011
12131415161718
19202122232425
2627282930