THE OFFSPRING Y LAS BANDAS SONORAS – FESTIVAL ROCK IN WAY

Ya sólo queda un día para disfrutar de los esperados conciertos que servirán de colofón al verano más musical de esta web, que el próximo mes cumplirá un año con su nuevo nombre y diseño (y dimensión). Al igual que hicimos la semana pasada con The Specials, repasemos ahora brevemente la utilización que el audiovisual ha hecho del repertorio de la otra gran cabeza de cartel, los californianos The Offspring, referentes del punk contemporáneo y sin duda una de las grandes bandas de los ’90. Sin embargo, a diferencia de los británicos, la lista de obras fílmicas o televisivas en la que se puede escuchar su ritmo acelerado, cañero y potente no está precisamente llena de grandes títulos.

La naturaleza de su sonido y su aroma tan noventero hacen a su música presa fácil de las comedias juveniles gamberras tan tópicas del peor Hollywood (en general), un subgénero dignificado por John Hughes en los ’80 que tuvo a finales de la década siguiente un tremendo auge que lo volvió a denostar hasta que llegó Judd Apatow y mostró de nuevo sus mejores posibilidades. Un auge cuyo punto de inflexión se puede situar en la exitosa American pie y sus siguientes secuelas, en una de las cuales, precisamente, se puede escuchar Want You Bad, concretamente en la segunda. Ese mismo tema se deja oír también en Juerga de solteros, del mismo palo, al igual que Defy You en Orange County (no confundir con la serie The O.C.), Dammit, I Changed Again en Los feos también mojan o su tan mítica Pretty Fly for a White Guy en Un perdedor con suerte o en la serie de animación El rey de la colina.

Otro foco de predilección por la banda suele ser el gemelo maligno de aquel subgénero, sí, el tan temido (no por terrorífico, sino por espantoso) terror de adolescentes, una mala interpretación de esa interesante comedia encubierta de Wes Craven titulada Scream, la cual, queriéndolo o no, acabó creando una tendencia muy dañina para la historia del cine. Otro de sus temas de cabecera, The Kids Aren’t Alright, forma parte de la selección musical de la chapucera The Faculty (la gran vergüenza de Robert Rodriguez, al menos con Spy Kids tenía la excusa de hacer buena caja), o D.U.I. en Sé lo que hicisteis el último verano, otra tan taquillera como olvidable. En la híbrida (para mal) El diablo metió la mano Dexter Holland, cantante y frontman, hasta se marca un cameo mientras tocan Beheaded y versionan a Ramones y su legendaria I Wanna Be Sedated.

Su “aparición” más digna la tenemos en el sensacionalista pero necesario y eficaz documental militante Bowling for Columbine, para el cual Michael Moore incluyó en la selección musical Americana, tema homónimo del mejor álbum de la banda. Paradójicamente, Holland ha manifestado en más de una ocasión su simpatía por Bush Jr., gran blanco de las críticas y sátiras del documentalista más famoso (y orondo) del planeta. También cuentan con instancias en propuestas más marcianas, como Elders en Pauly Shore is dead. Su sonido y ritmo vendrían como anillo al dedo a cualquier película de acción prefabricada, ideal para escenas de persecuciones, pero rastreando apenas se dejan oír a este respecto en Batman Forever con Smash It Up. Y en televisión, la nueva Sensación de vivir (The CW) ya se ha servido de su música en un par de ocasiones, con Kristy, Are You Doing Okay? y You’re Gonna Go Far, Kid, su éxito más reciente, con presencia también en el medio publicitario, que a menudo ha recurrido a los temas más reconocibles de la formación. Pero al fin y al cabo, nada de Self Esteem, mi gran favorita.

Pues creo que el calentamiento ya ha sido suficiente. A principios de la semana que viene caerá una crónica del festival, con los mejores momentos y anécdotas. Pero bueno, yo de vosotros no esperaría a que me lo contasen, y si está en vuestras manos, lo disfrutaría de primera mano.

Web del festival

DANOS TU OPINIÓN

Calendario

septiembre 2011
L M X J V S D
« Ago   Oct »
 1234
567891011
12131415161718
19202122232425
2627282930