OTOÑO 2011 – LOS ESTRENOS DEL CABLE

BUSCANDO FONDO DE ARMARIO

Llega septiembre. La temida “vuelta al cole”, las nauseabundas campañas del corte inglés, los últimos coletazos festivos de otro verano que se marcha,… y el único aliciente siempre positivo: el regreso de la temporada televisiva, siempre con una cantidad mayor o menor de estrenos prometedores, para los cuáles ya no el éxito, sino la mera supervivencia, se intuye como una ardua (y aleatoria) misión. En su momento ya os comentamos nuestra particular decena de promesas pertenecientes a las parrillas de las majors, que ahora más que nunca necesitan grandes golpes de efecto para recuperar el terreno perdido en la última década ante la televisión por cable en los formatos de una hora, que de alguna manera se puede reflejar en los Emmy, “indicadores” del prestigio televisivo mainstream: sólo una nominada de los canales generalistas en la categoría de mejor drama (la más bien minoritaria The good wife) frente a cinco de las cadenas de cable.

Al mismo tiempo, los propios canales de cable no deben dormirse en los laureles, y pese a tener un exitosa primera línea más que configurada (especialmente HBO, Showtime y ABC) no les vendría mal algún que otro título fuerte en retaguardia, para diversificar y abarcar mayor público, sobre todo en los formatos de comedia, en los que, por el contrario, se han llevado un varapalo absoluto en la categoría reina correspondiente de los Emmy, aunque no parece ser el terreno en el que vayan a invertir muchos de sus esfuerzos. En general, el otoño suele ser la época en la que estas cadenas caminan más sobre seguro, reservándola para los regresos de sus productos más consolidados, los únicos que pueden resistir el embiste del inicio de la temporada en las generalistas.

Recordemos el pasado año, a estas alturas, en la que sólo hubo dos estrenos destacados: Boardwalk Empire y The walking dead, ambos con un gran bombo detrás, y el segundo de ellos estrenado a finales de octubre, con un recorrido mucho más allanado (y un resultado muy por debajo de lo esperado, pero eso ya es otra historia); y un sorprendente tapado, Terriers, que acabó en el ilustre pero entristecedor cementerio de las one season wonders junto a mi admirada Rubicon, una de las grandes series de 2010 a la que no se le concedió el beneficio de la duda. Con todo, este año la carta de novedades por fibra óptica se presenta más numerosa y variada, con algunas propuestas que no se encuentran en el panorama actual. Aquí va este repóker de futuribles obras de culto.

Homeland (2 de octubre): como veterana que es, Dexter tiene fecha de caducidad, al menos a medio plazo, por lo que Showtime debe empezar a buscar un producto de similares caracterísiticas para cubrir ese vacío. Con esa propósito la cadena lanza este thriller policial con tintes psicológicos y temática bélica-política, que será “apadrinada” por aquella en la noche de los domingos, emitiéndose justo a continuación desde el mismo día de su premiere. Una agente de operaciones de la CIA (Claire Danes) degradada por haber llevado una operación no autorizada en la pasada guerra de Irak, debe afrontar totalmente por su cuenta la sospecha de espionaje sobre un marine que reaparece tras varios años de prisionero de guerra, y vuelve a su país convertido en héroe ante la opinión pública. Sus creadores han sido guionistas en 24 o Expediente X , lo que ya da una idea de lo que nos podemos encontrar. Pinta mucho en la línea del thriller bélico-político reciente (Redacted, En el valle de Elah, Red de mentiras o la saga Bourne). Danes vuelve, más de quince años después, al medio que la vio nacer. Su papel protagonista en la efímera y posteriormente de culto Es mi vida (My so-called life) le sirvió de trampolín para la peculiar Romeo y Julieta de Baz Luhrmann, que la dio a conocer al mundo. Completan el reparto Damian Lewis (Life), Mandy Patikin (Mentes criminales) y Morena Baccarin (V).

American horror story (5 de octubre): FX, la “cuarta en discordia” del cable estadounidense, a una distancia aún muy considerable de la Santísima Trinidad (HBO, Showtime y AMC), está llevando con mucho secretismo los detalles de un proyecto que parece muy ambicioso pero todavía no sabemos exactamente por qué. Al margen de una jugosísima ficha técnica, los adelantos han sido básicamente sugerencias visuales, que denotan mucho acerca del tono de la serie pero poco o nada de su contenido. Se desconoce todavía si esta aventura en el género de terror en televisión, algo muy poco corriente y por ende arriesgado, contará con una fórmula procedimental estricta o por el contrario tendrá un desarrollo seriado. Simplemente sabemos que se trata de una familia que se muda a una mansión, descubriendo posteriormente que está encantada y llena de maldiciones. Ryan Murphy ya ha puesto patas para arriba el género médico (Nip/Tuck) y la dramedia de instituto, dándole un giro musical (Glee), y ahora se enfrenta a este reto mano a mano con uno de sus socios en la gallina dorada que es la serie de los chicos del coro, Brad Falchuk. El reparto es sencillamente impresionante, una colección de ilustres veteranos tanto del cine como de la propia televisión: Dylan McDermott (El abogado), Connie Britton (Friday Night Lights), Jessica Lange (Tootsie, El cabo del miedo), Frances Conroy (A dos metros bajo tierra) o el siempre impactante Denis O’Hare (True blood).

Enlightened (10 de octubre): con su carta de dramas más que consolidada y sus estandartes estratégicamente emplazados por trimestres (Juego de tronos, Boardwalk Empire y True blood), y varios diamantes en bruto pendientes de estreno o en producción (Luck, American Gods, Hobgoblin), la HBO añade ahora savia nueva a su oferta de comedias, muy variada y ecléctica pero quizás sin una cabeza visible demasiado clara. Ahora se mete directamente en terreno Showtime, cadena reina de la dramedia con protagonista femenina, y no sólo por el formato, sino también por el día de emisión de este. Puesto que los huecos del domingo (acompañando a Boardwalk) ya los cubren Bored to death y Hung, ambas en su tercera temporada, la reina asaltará ahora los lunes, compitiendo mano a mano con las generalistas, con el relato de una ejecutiva neurótica y autodestructiva en su proceso de “reinserción” tras pasar por rehabilitación (lo dicho, Showtime tal cual). La encargada de soportar este protagonismo tan céntrico y cerca del límite no es otra que Laura Dern (Corazón salvaje, Inland empire), actriz un tanto maldita (como los directores con los que trabaja) que se enfrenta a su primer gran desafío en televisión. La escudarán secundarios tan variopintos como Luke Wilson (Los Tenembaums) como su ex-marido, Diane Ladd (Alicia ya no vive aquí), su madre real y ficticia, y Timm Sharp (Undeclared), su peculiar jefe. Firma Mike White, guionistra de The good girl, Escuela de rock y Freaks & Geeks.

Boss (21 de octubre): Starz, tercera en discordia entre las cadenas premium con producción propia (es decir, financiadas por cuotas de abonados, y sin más cortes publicitarios que las autopromos) busca diversificar su hoja de servicios, hasta ahora muy caracterizada por la recreación histórica, el neo-colossal y la fantasía épica, una etiqueta un poco excluyente y ya caduca tras el fracaso de Camelot (una torpe decisión de programación sin precedentes, que la hizo coincidir en tiempo y espacio con la emisión de ese gigante llamado Juego de tronos). Probablemente, no estaríamos hablando de esta novedad si no fuese por el regreso (otro más para la lista, se ve que tira la caja tonta) de Kelsey “Frasier” Grammer, uno de los rostros más importantes de la sitcom de final de siglo, destacado secundario en Cheers y posteriormente protagonista absoluto en la serie a la que su personaje daba título. Ahora se despoja del humor y la comicidad y se sumerge en un drama político desde la perspectiva de la enfermedad, metiéndose en la piel de un alcalde de Chicago al que le diagnostican de repente un trastorno neurológico degenerativo, que oculta a todos menos a su médico de confianza, y únicamente su distanciada hija se atreve a sospechar. Lo acompaña Connie Nielsen (Gladiator), su esposa de conveniencia. El responsable del proyecto es el iraní Fahrad Safina, en cuyo curriculum apenas figura el crédito de co-guionista de Apocalypto. A veces de los grandes riesgos surge la grandeza, ¿no?

Hell on wheels (6 de noviembre): la excelente cuarta temporada de Mad Men, principal favorita a los Emmy por cuarto año consecutivo, empieza a quedar lejana, y la espera del tan demorado quinto volumen se está haciendo muy larga, por lo que la AMC, si quiere mantener esa etiqueta de “nueva HBO” (que empieza a ser dañina y aburrida), necesita un buen barco para navegar en el último trimestre acompañando a The walking dead, cuya segunda temporada, por cierto, se emitirá en dos tramos, dejando el panorama más delicado todavía. Para ello, vuelven a recurrir a las fórmula más apreciadas pero también más peligrosas, el riesgo y la novedad, rescatando un género maldito en la televisión contemporánea, con el que sólo salió airosa la HBO y también relativamente: el western. Cinco años después del final de Deadwood, los hermanos Gayton, novatos en televisión y con una trayectoria en cine no especialmente admirable, nos traen una historia de venganza en plena posguerra decimonónica, en el marco de la construcción del primer ferrocarril transcontinental, con rebeliones cheyennes de por medio. Un ex-soldado confederado inicia la búsqueda de unos soldados unionistas que mataron a su mujer, lo que lo conduce a los poblados nómadas sin ley de Nebraska que dan título a la serie. Las caras del reparto son bastante desconocidas, a excepción de Colm Meaney (Café irlandés, Star Trek: La nueva generación) y Ted Levine (El silencio de los corderos, Monk) en papeles secundarios. Con tono igualmente épico que sórdido, fórmula de road movie y muchas referencias históricas a la vista, pinta bastante bien. Esperemos que reciba la confianza que parece merecerse.

Como siempre, allá por Navidad tendremos tiempo de evaluar las diferentes expectativas que ahora expresamos con tanta soltura e imprudencia. Hasta entonces, toca probar la mercancía.

Lista completa de estrenos y regresos

 

Entradas relacionadas:

TRUE BLOOD – Season Finale
Estrenos de la midseason (III): THE BORGIAS y THE KILLING
CINCO TEMAS PARA CINCO FINALES (IV): JOURNEY – DON'T STOP BELIEVIN' / BSO de LOS SOPRANO (1999-2007)
SEÑORA PRESIDENTA – VEEP
Comments
2 Respuestas to “OTOÑO 2011 – LOS ESTRENOS DEL CABLE”
Trackbacks
Check out what others are saying...
  1. […] televisiva 2010-2011, aunque más bien, sirve para dar paso a la 2011-2012, con prometedoras novedades y esperados regresos ya en esta misma semana. Anunciadas las nominaciones allá por julio (que os […]
  2. […] a todos los efectos la temporada 2011-12, y aunque la mayoría estaremos sedientos de savia nueva, lo que realmente esperamos con mayor fervor que llevamos más o menos tiempo siguiendo, cuyas […]


DANOS TU OPINIÓN

Calendario

septiembre 2011
L M X J V S D
« Ago   Oct »
 1234
567891011
12131415161718
19202122232425
2627282930