SEMANA DE WOODY ALLEN – LA MULTICRÍTICA: EL ALLEN DE AYER Y DE HOY

ANNIE HALL (1977)

Alejándose del humor disparatado que de manera tan absurda como genial propusiera en films como Bananas o El dormilón, con este film Allen comienza una nueva etapa de su carrera, una nueva época para la comedia americana, que le otorgó el Oscar a la Mejor película.

En este caso abordará mediante sus conocidos mecanismos y con sutilidad las debilidades, las inseguridades, las neurosis y las inestabilidades de los sexos teniendo como centro del relato a una relación de pareja y su evolución a lo largo de los años con sus distanciamientos, sus enamoramientos, sus incompatibilidades y sus divergencias. Un film que hace honor a la siempre mentada idea de la batalla de los sexos que tiene cinematográficamente en Annie Hall un capitulo aparte, excepcional sin dudas. La mirada realista que propone Allen para retratar esta relación de pareja encuentra su punto ideal para enmarcar una historia de amor que entro en la historia del cine.

El sarcasmo y la inteligencia de Allen para delinear cada uno de sus diálogos mas una técnica cinematográfica innovadora en cuantos a tiempos y recursos expresivos, hacen de este film un autentico hito en la filmografía del siempre inquieto autor. Los juegos dialécticos que plantea Allen son la marca registrada que lo caracterizaría a lo largo de su filmografía. Tan disfrutables por su gracia como por su originalidad se potencian en su protagonista, ese hombre pequeño, inseguro, dubitativo, consumido por su neurosis, con una alta dosis de pesimismo y una visión de la vida totalmente negativa. Los personajes se insertan en una historia donde en cada rincón de la cinematográfica Nueva York, se encuentra un lugar para contar una pequeña gran historia.


MANHATTAN (1979)

Luego de sorprender a la crítica especializada con Annie Hall y de profundizar aun más en temáticas dramáticas en Interiores, esta rapsodia neoyorkina lo colocará una vez más a las puertas del Oscar. Manhattan representa la cúspide cinematográfica para Allen, la quintaesencia de su arte, el punto mas alto de toda su carrera en nivel de calidad cinematográfica, de reconocimiento del publico y de la critica para un autentico clásico contemporáneo. Allen plantea un mundo autodestructivo, aborda el miedo a la muerte y analiza las relaciones de pareja en el sexo con su siempre irónica percepción, poniendo delante del espectador la dualidad de drama/comedia que tanto caracteriza a sus obras.

Una impecable fotografía en blanco y negro retrata mejor que nadie y como nunca la belleza expresiva de una Nueva York única que en su escala de grises refleja el calidoscopio que la condición humana representa para Allen, pura poesía en imágenes, la ciudad cobra vida y sus interpretes protagonismo. La infaltable y clásica música de jazz reviste al film con otro de los sellos característicos del director, pura poesía en acordes. Desde la amplitud que reflejan sus planos secuencia, el espectador captará la profundidad adonde Allen nos transporta con sus dudas, sus desengaños, sus reflexiones e ironías que abundan en su particular y personal estilo visual y narrativo.

En base a diálogos recurrentes repletos de ironía, citas intelectuales y referencias mas que originales para retratar los amores y desamores de estos tribulados personajes, Allen sabe expresar sus decepciones y arrepentimientos, pero sin sentimentalismo ni moralinas. Su visión de la búsqueda del amor verdadero y de la realización personal es tan conmovedora como ocurrente.



LA ROSA PURPURA DEL CAIRO / The purple rose of Cairo (1985)

En este clásico film de los años ’80, el inigualable e incomparable Woody Allen nos sumerge en una de las obsesiones y pasiones más personales del director: el cine y su amor por este arte.

En La rosa púrpura del Cairo a manera de comedia con toques de nostalgia y melancolía construye un meta relato (el cine dentro del cine) donde no vemos a los clásicos personajes con sus problemas sociales y monólogos neuróticos que caracterizan a la Nueva York alleniana y su entorno urbano. Esta vez, los protagonistas son personajes completamente bizarros y sus líneas de dialogo a tono con los mismos, en medio del contexto del amor por el cine ya planteado reflejado en el poder casi mágico de la pantalla. Mostrando el mundo de fantasía al que transporta a su espectador y en el arte expresivo que condensa movimientos y vida dentro de si.

Más allá del cinismo presente en alguno de sus personajes, el film en forma de sátira concluye en este análisis de pensamiento sobre los límites de la ilusión y se desliza la posibilidad de que la ficción pueda más que la realidad para salvarnos de esta, cuando la ultima se torna cuesta arriba. Insiste Allen en el poder mágico y revitalizador del cine y entre frases memorables y citas convertidas ya en clásicos, nos transporta a un mundo imaginario del que no quisiéramos salir nunca, un mundo agridulce y nostálgico, quizás con un aire a su posterior Alice.

.

HANNAH Y SUS HERMANAS / Hannah and her sisters (1986)

Hannah y sus hermanas es un mosaico de Manhattan donde se muestran amores, infidelidades y relaciones de pareja. Allen, un autentico poeta de las relaciones humanas de edad mediana, con una comedia cálida y perceptiva, inteligente y profunda, aborda una vez mas las clases temáticas que son su obsesión.

La historia encuentra su mayor punto de atracción en el costado humano de sus personajes: sus deseos, sus necesidades, sus dudas, que lo hacen fácilmente identificables con el publico, además de que aquí hay climas mas cercanos al cine de Renoir o de Bergman donde el cineasta neoyorkino parece encontrar inspiración para rendir cierto tributo. Allen no deja de ver el mundo exterior y sus implicancias en el pequeño y férreo núcleo social que analiza. Más allá de esta percepción general hay, como siempre en la obra de Allen, la particularidad de plantear a su manera y en este caso con alguna reminiscencia de Chejov los dilemas emocionales de sus personajes, la conciencia de dolor y de culpa y, como contrapunto, las líneas humorísticas que suavizan el relato.

De manera similar a como lo hizo en La comedia sexual de una noche de verano o luego en Maridos y mujeres, donde confrontó a diferentes matrimonios amigos entre si y sus cuestionamientos en lo referido a la relación de pareja, Hannah y sus Hermanas vuelve a explorar ese costado que inquieta a Allen. Complejizando una narración entrelazada con su habitual maestría y oficio, Allen saca partido de un puñado de personajes de esos que caracterizan a su interminable galería de historias.

.

MATCH POINT (2005)

En la madurez de su carrera, Woody Allen aborda esta etapa creativa dejando de lado Manhattan para filmar en Londres, así como una década atrás eligiera París y Venecia para filmar Todos dicen I Love You. Match point retoma el trazo de los films mas oscuros de Allen, una historia que habla de las infidelidades, de las dualidades del amor, las miserias humanas, las culpas de la conciencia, de la suerte que juega el destino en el curso de la vida y del limite casi imperceptible que separa lo exitoso de lo trágico.

Todos estos elementos narrativos se enlazan perfectamente para conjugarse y para plasmar la ambición desmedida de un joven por crecer en medio de la sociedad aristocrática británica que en su afán por abarcarlo todo acaba quedándose sin nada. Como en una de las numerosas citas del film al Crimen y castigo de Dostoyevsky, el debate moral está abierto desde el momento en que el personaje central masculino compromete su conducta y su ética cada vez que se adentra aun mas en sus pasiones hasta perder el control por completo de su vida. Allen por su parte sabe como dotar a su film de un tono oscuro, sombrío, lúgubre, de ritmos pausados, intimistas, cercano a Delitos y faltas, su inmediata antecesora, su indudable hermana mayor. Match point resultará un film atípico en la filmografía del gran Woody, así y todo, se ve su mano reconocible para mediante su habitual lenguaje cinematográfico encadenar eventos, para impactar con diálogos punzantes, para dibujar personajes que ocultan y que, luego, se dejan ver.

Las sonatas operísticas reemplazan al clásico sonido del jazz alleniano y sirven para retratar los momentos de mas tensión y que visten mejor que nada el espíritu trágico del film sin el más mínimo atisbo de comedia, pero con la marca sin fecha de vencimiento de un autentico genio del cine. Un film construido con la paciencia y la dedicación de un maestro que sabe reinventarse con medio siglo de vida artística en sus espaldas, e incluso en estos tiempos que no invitan a pensar sino a copiar y donde el cine de Allen siempre es bienvenido.

.

SCOOP (2006)

Si bien Match point fue tomado como un resurgir de Allen en términos de calidad, este film debe tomarse como una apuesta más lúdica y descontracturada del célebre realizador. Si luego de su tibia pero correcta Todo lo demás, Melinda y Melinda fue el trampolín para la impecable Match Point, Scoop bien podría tomarse como un retroceso, pero lo cierto es que un director de la talla de Allen, está mas allá de este tipo de disquisiciones. Si Match point se repetía en relación a Delitos y faltas, Scoop lo hace a Misterioso asesinato en Manhattan, aunque con la mitad de la brillantez de aquella.

A pesar de esto, Allen construye un policial, con crímenes y sospechas de por medio pero sin rasgos de violencia, saliéndose de los cánones del genero y le agrega su cuota de comedia, con esas reflexiones tan filosas, jugosas, irónicas y sarcásticas que suele apreciar sobre la vida, las relaciones humanas y la moral, aunque aquí, a cuentagotas. Ambientada también en Londres al igual que su predecesora, en un escenario de clase alta en el que sus dos protagonistas principales son ajenos a tal, ese mundillo aristocrático está retratado sin esquematismos, sabido es que no es ni la ingenuidad ni lo pueril un pecado de Allen. Esta comedia de enredos se inserta así en una trama policial a la que no le sobra astucia, pero que tampoco se llena de situaciones previsibles.

En cuanto a la pareja protagónica, su repentina conversión en una dupla torpe y despareja convierte al film casi sin quererlo en una buddy movie, con dos protagonistas que por diferentes motivos se atraen y se necesitan el uno al otro, presos de las situaciones inherentes al desarrollo de la trama. Casi por obligación, y porque el continuo de la historia lo requiere, casi no hay tiempo para preámbulos verosímiles de dicho encuentro. Un film correcto e inconfundiblemente alleniano, con el talento asegurado de siempre que alcanza para encontrar dentro del mismo las cuotas de ingenio en cada trazo que delinea.

 

Entradas relacionadas:

ZELIG (1983): FILL IN THE BLANKS - SEMANA DE WOODY ALLEN
TCHAIKOVSKY – EL LAGO DE LOS CISNES / BSO de ‘SCOOP’ (2006) – SEMANA DE WOODY ALLEN
FOBIA AL TIEMPO PRESENTE – ‘MIDNIGHT IN PARIS’, de Woody Allen
EL PUTO MÁS AFORTUNADO - 'APRENDIZ DE GIGOLÓ', de John Turturro
Comments
Una respuesta to “SEMANA DE WOODY ALLEN – LA MULTICRÍTICA: EL ALLEN DE AYER Y DE HOY”
Trackbacks
Check out what others are saying...
  1. […] Deconstructing Harry (1997) 2. OTRA MUJER – Another woman (1988) 3. MATCH POINT (2005) 4. ANNIE HALL (1977) 5. DELITOS Y FALTAS – Crimes and misdemeanors (1989) 6. MARIDOS Y MUJERES – Husbands […]


DANOS TU OPINIÓN

Calendario

Mayo 2011
L M X J V S D
« Abr   Jun »
 1
2345678
9101112131415
16171819202122
23242526272829
3031