BAJO EL CREDO DE LAS MULTINACIONALES – ‘TAMBIÉN LA LLUVIA’, de Icíar Bollain

Del mismo modo que Fellini comenzaba La dolce Vita con un Cristo volando sobre Roma, una cruz desciende desde el cielo a Cochabamba, la ciudad boliviana en la que se desarrolla la acción de También la lluvia. Con esta imagen en los primeros compases de la película, se presenta su tema principal: el poder para someter y adueñarse de lo ajeno que tuvo la religión en el siglo XVI y que continúa en el siglo XXI a través del dogma del capitalismo salvaje.

La directora madrileña vuelve de nuevo al film social pero, esta vez, a escala internacional, mostrando los enfrentamientos que se producen cuando la población indígena se rebela en defensa de sus derechos. El guión de Paul Laverty, pareja de Bollaín, hace un uso muy inteligente del poder de la cámara cuando actúa como testigo: su presencia muestra la conducta de espectador pasivo que adopta el habitante privilegiado del planeta ante los abusos del sistema del que se beneficia sin escrúpulos.

También la lluvia cuenta los problemas de un grupo de rodaje cuando en el año 2000 acuden a la población boliviana para rodar una película sobre la llegada de Colón y las luchas que surgieron cuando algunos religiosos e indígenas mostraron oposición. En medio del rodaje estalla la “guerra del agua” que supone su privatización, pasando a las garras de las grandes multinacionales y dejando a los nativos en una situación desesperada. Daniel, uno de los actores indígenas, es uno de los líderes de esta revolución y causará quebraderos de cabeza a Costa y Sebastián, el productor y director de la película.

El juego de espejos magníficamente construido en la película en el que las luchas del pasado vuelven al presente se articula a través de un excepcional uso del metacine donde lo que se quiere expresar se muestra sin necesidad de aburridos diálogos ideológicos. Esta estrategia de muñecas rusas nos ofrece tres miradas sobre el mismo asunto: la de la película que se está rodando centrada en el siglo XVI, la del making of del rodaje en el que vemos los hilos y la falsa moralidad del equipo y la de la realidad social de los que sufren los abusos de los dominantes al igual que sus antepasados hace cinco siglos.

Después de una presentación, demasiado larga, estalla el conflicto y la película avanza mostrando con cinismo la cara real de Sebastián y Costa cuando ruedan una película para elogiar la labor de los que lucharon por los derechos de los indígenas, mientras, fuera de la ficción, se está produciendo la actualización de esa rebelión y ellos sólo piensan en acabar el rodaje de la manera más rápida y barata: explotando a los extras que trabajan por tan sólo dos dólares. Así, los personajes principales de También la lluvia progresan bajo la mirada del espectador actuando como prototipos de la parte del mundo en la que viven. Costa sólo piensa en terminar el rodaje del modo más efectivo económicamente. Sin embargo, la figura del indígena Daniel provocará en su actitud un giro radical, aunque quizás demasiado poco justificado en el guión, y le hará abandonar la película para salvar a la hija del actor. El cambio del productor no se produce hasta que no ve sufrir a alguien al que aprecia: sólo así, se quita la venda de los ojos y se enfrenta a la realidad renunciando a sus propios intereses. Por su parte, Sebastián, el director, se esfuerza alabar a los aborígenes en la ficción pero, cuando tiene la oportunidad de ser él el héroe, huye, mostrando su egoísmo, preocupado tan sólo por la suspensión del rodaje.

La paradoja con la que juega la película también afecta a nivel de personajes secundarios siendo el actor que interpreta a Colón el único honesto y que reconoce públicamente que la Historia del siglo XVI está narrada a favor del imperio español, al igual que hoy las noticias se escriben a favor de los poderosos grupos económicos.

FICHA TÉCNICA

Título: También la lluvia

Título original: También la lluvia

Dirección: Icíar Bollaín

Guión: Paul Laverty

País: España

Duración: 104 min.

Género: Drama social

Reparto: Luis Tosar, Gael García Bernal, Raúl Arévalo, Karra Elejalde, Juan Carlos Aduviri, Carlos Santos, Dani Currás.

Música: Alberto Iglesias

Fotografía: Alex Catalán

Comments
Una respuesta to “BAJO EL CREDO DE LAS MULTINACIONALES – ‘TAMBIÉN LA LLUVIA’, de Icíar Bollain”
Trackbacks
Check out what others are saying...
  1. […] nominadas. La película catalana trepó por encima de las dos favoritas Balada triste de trompeta y También la lluvia dejándole a estas últimas las […]


DANOS TU OPINIÓN

Calendario

enero 2011
L M X J V S D
« Dic   Feb »
 12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930
31