MAÑANA PUEDE SER DEMASIADO TARDE – ‘PLANES PARA MAÑANA’, de Juana Macías

PLANES PARA MAÑANA (2010) de Juana Macías

La cineasta madrileña debuta en el largometraje con un film intenso y realista en el que explora el universo femenino más íntimo a través de cuatro mujeres que tienen que tomar una decisión que marcará irreversiblemente sus vidas.


Planes para mañana es el título elegido por la directora novel para definir esta película y explicar, en tan sólo una frase, sus intenciones. Este título refleja la dura y trágica ironía con la que Macías ve la vida: sujeta al paso del tiempo y su terrible efecto devastador que lleva consigo soledad y desencanto cuando no se han tomando las decisiones oportunas a tiempo.

Así, en tan sólo 24 horas, tres mujeres se enfrentan a cuatro dilemas propios del mundo femenino que les pondrá en una situación entre el vértigo y el miedo. Inés (Goya Toledo) se queda embarazada y tiene que decidir si quiere tener al bebé. Sabe que puede ser su última oportunidad de ser madre y, al mismo tiempo, que si decide seguir adelante, puede perder a su pareja y su trabajo. Antonia (Carme Elías) tiene que decidir si fugarse con su antiguo amor o continuar con su vida vacía junto a su marido y su hijo adolescente. Esta historia recuerda al drama que vive Kate Winslet en Revolutionary Road (Sam Mendes, 2008) cuando ve ante sus ojos el futuro desesperanzador que le espera. Por su parte, Marián (Ana Labordeta) duda si dar otra oportunidad al marido que amarga su existencia y deteriora la relación con su hija Mónica.

La actriz canaria Goya Toledo da vida a Inés, una mujer que deberá decidir si seguir o no adelante con su embarazo

Aunque son historias independientes, yo las veo como distintas etapas en la vida de una mujer”, así explica la directora madrileña la razón por la que ha preferido mostrar la historia a través de tres mujeres que llegan a tener contacto entre ellas pero de una manera accidental. Con estas tres historias pinta un cuadro donde se ve al desnudo y sin florituras “aquello” tan inexplicable que las mujeres tienen y que a los hombres les cuesta tanto entender. En las tres historias la presencia de los hijos es la clave. La innegable importancia de la maternidad en la vida de la mujer hace que sea decisiva en su devenir. Desde la decisión de ser madre o no, hasta la de renunciar a un hijo por encontrar un sentido a la vida están presentes en Planes para mañana. De hecho, la cuarta historia es la que mantienen la pareja de hijos adolescentes de dos de las protagonistas. Mónica (Aura Garrido) lucha por convencer a su madre de que se aleje de su padre para poder ser feliz. Raúl (Adrián Marín) se tiene que enfrentar a ver como su madre abandona a su padre por otro hombre y la dificultad que tiene para él seguir manteniendo una buena relación con ella. Al final de la película ellos dos inician una relación juntos ante la duda que deja abierta Juana Macías sobre cómo afectará la vida de sus progenitoras sobre sus propias decisiones.

No obstante, esta historia no sería tan efectiva si no fuera por el modo en que está contada. Con una precisa brevedad, sin adornos y a través de un uso brillante de la cámara que transmite la inestabilidad de las situaciones personales de sus protagonistas. A esto se suma las magníficas interpretaciones de las cuatro actrices y los apuntes musicales que hacen que el espectador, ya sea del género masculino o femenino, se adentre durante hora y media en el alma de todas las mujeres.

FICHA TÉCNICA

Título: Planes para mañana

Título original: Planes para mañana

Dirección: Juana Macías

País: España

Duración: 90 min.

Género: drama

Reparto: Carme Elías, Goya Toledo, Ana Labordeta, Aura Garrido, Jorge Bosch, Brendan Price, Adrián Marín, Pablo Viña, Christophe Miraval y Maite Blasco.

Música: Varios

Fotografía: Guillermo Sempere

DANOS TU OPINIÓN

Calendario

noviembre 2010
L M X J V S D
« Oct   Dic »
1234567
891011121314
15161718192021
22232425262728
2930