PHILIPPE GRANDRIEUX: DADME, PUES, UN CUERPO

El cuerpo ya no es el obstáculo que separa al pensamiento de sí mismo,

lo que éste debe superar para conseguir pensar. Por el contrario, es

aquello en lo cual el pensamiento se sumerge o debe sumergirse, para

alcanzar lo impensado, es decir, la vida.

Guilles Deleuze. ‘La imagen tiempo’

º

Deleuze ya había señalado la existencia de un grupo de cineastas que empezaron a dar preponderancia al cuerpo ,a sus actitudes y sus posturas, porque eran conscientes de que a través de éstas , se dilucidaban las categorías de la vida. Estos cineastas del cuerpo entre los que se ecuentran Cassavettes o Garrel se oponía de alguna forma a los cineastas de la mente como Harun Farocki o Alain Resnais. El cineasta francés Philippe Grandrieux podría colocarse en el intersticio de estos dos ya que su obra transita entre la corporalidad y la intelectualidad , entre lo físico y lo mental. El áspero e inquietante trabajo de Grandrieux está sin duda muy conectado con las obras de otros “cineastas extremos contemporáneos ” en los que la corporalidad y la intelectualidad también tienen puntos de unión, Bruno Dumont en L´humanite (1999) , Gaspar Noe de Irreversible (2002) o Sólo contra todos (1998) y Claire Denis con la antropofágica Trouble every day (2001).

Sus películas son una experiencia emocional y sensorial, cercanas más al videoarte que al cine narrativo convencional. La experimentación formal que brota de la pantalla: temblores , desenfoques , figuras entrecortadas , montaje rápido , no es más que una búsqueda de representanción del terror y el miedo algo que nos lleva desde Dreyer y Murnao hasta Haneke y Polasnki . Nicole Brenez dijo que sus películas: constitute the most advanced point of cinematic research, representing for today what the films of Jean Epstein were for the 1920s and ‘30s or Philippe Garrel’s were for the ‘70s and ‘80s [1]. Ese interés de Epstein por hacer un cine visual , lleno de intensidades emocionales ,que relfejase la subjetivizacion de los sentimientos del individuo , es la misma curiosidad que muestra Grandrieux en sus obras, un sentir de la cámara que acaba revelando la conciencia turbadora del individuo. Su cine se mueve muchas veces entre una extraña unión que combina lo elíptico y fragmentario de Robert Bresson y el lirismo abstracto y visionario de Stan Brankage.

Lágrimas de Elina Lowensohn en Sombre (1998)

Y está unión sexual entre Eros y Thanatos , el hombre y la mujer , la humanidad y la animalidad , presente en Sombre , se crea una relación más que lógica con películas como Una partida de Campo (1936) de Jean Renoir , Las dos Inglesas y el amor (1976) de Francois Truffaut , o Bisfully Yours (2002) de Apitchpong Weerasethakul, porque como ha señalado Adrian Martin: En todas ellas , el acto sexual[…] se asocia a la violencia sexual del encuentro entre hombre y mujer , a la iniciación como desfloramiento , y al flujo de la sangre […][2]

Lágrimas de Silvia Bataille en Una partida de campo (1936)

Un lac (2008). Es la historia intemporal de una familia que vive aislada e incomunicada en un zona montañosa y de abundantes árboles y vegetación del norte de Europa, un pareje frío y nevado, que tiene cercano un gran lago. Pero sin embargo a pesar de estos idilícos parajes boscosos , posée una visión violenta y salvaje visíón de la naturaleza , próxima a la concepción endiablada de Anticristo(2008) de Lars Von Trier o Grizzly Men(2003) de Werner Herzog. La aparición de un individuo extraño que se introducirá en el seno de la familia , acabará provocando el brote de sentimientos que se mantenían en un estado latente. De hecho el personaje “mesiánico” de Jurgen (Alexei Solochev) tiene algo del visitante que Terece Stamp protagonizaba en Teorema(1968) de Pier Paolo Pasolini , los dos acaban creando el desconcierto y ruptura en la familia que los acoge. La rabia y desolación que acaban trasmitiendo las formas  que Grandieux filma en la película , se mueven entre la furia  del expresionismo abstracto de Jackson Pollock , lo oscuro y turbio de la poesía expresionista de Georgl Trakl y el lirismo violento de Stan Brakhage.

El final de Un Lac es una unión perfecta entre la obra de estos tres artistas, una escena donde resuena Dog Star Man: part I (1962), Number 31 y el poema de Pasion.

El estanque azul

se pierde bajo el verdor de los árboles

siguiendo la sombra la hermana;

oscuro amor de una estirpe salvaje

que huye del día en sus ruedas de oro

1. http://www.rouge.com.au/1/grandrieux.html

2. MARTIN , Adrian. “Grandiuex en el underground.”Archivos de la filmoteca.Nº 55 (febrero 2007).pp 170

DANOS TU OPINIÓN

Calendario

Octubre 2010
L M X J V S D
« Sep   Nov »
 123
45678910
11121314151617
18192021222324
25262728293031