PRÓXIMAMENTE EN SUS PANTALLAS

EL CINE QUE VIENE:
OTOÑO 2009


Julio C. Piñeiro


El esperado estreno este viernes de Inglorious Basterds, la nueva película de Quentin Tarantino, además de ser uno que más expectativas ha levantado este año, servirá además, por un lado, para poner el broche a un temporada veraniega en la que no ha habido puntos realmente álgidos más allá del Anticristo de Von Trier o los Enemigos públicos de Michael Mann, otra de las películas del año, que sin embargo ha tenido una recepción por parte de la audiencia europea más tibia de lo esperado, al contrario que la crítica, que la ha llenado de elogios.

Por otro lado, y al mismo tiempo, puede también considerarse como una apertura de lujo para la temporada otoñal, sin duda la mejor para mi gusto, en dónde se saborean los mejores platos del año, incluso por encima de la invernal, cuando se suelen estrenar las obras que se reparten el pastel de los Oscar, los Globos de Oro y todo el gran grueso de premios (incluidos, por qué no, los Razzie).

Pese a todo, el panorama del último trimestre de 2009 no es tan esperanzador como en años anteriores. Aún así, siempre existen buenos deleites para los ojos (y la mente), como las interesantes propuestas de tres señores directores que nos llegan dentro de dos semanas: Ang Lee nos trae Destino: Woodstock, falso documental en clave de comedia que reconstruye el nacimiento y la celebración del festival más célebre y determinante (por su valor sociológico e histórico) de todos los tiempos. Por su parte, Steven Soderbergh, tras el éxito de su doble entrega sobre la figura del Che, nos trae El soplón, una película que pertenece a su línea comercial (al igual que la saga de Ocean’s), la que va alternando con otra más de carácter independiente o incluso experimental (como El buen alemán o Bubble, primero del proyecto de un serie de hasta diez films); esta entrega, protagonizada por Matt Damon, se mueve entre el thriller y la comedia, algo habitual en este prolífico y ávido realizador. El “tercer mosquetero”, y el que tiene pinta de venir con más fuerza, es el argentino Juan José Campanella, con El secreto de sus ojos, un film que ha tenido una grandiosa acogida en Argentina, tanto del público como de la crítica; repiten Ricardo Darín, su actor fetiche, y Soledad Villamil (No sos vos soy yo), que ya trabajaron juntos a las órdenes de Campanella en El mismo amor, la misma lluvia.


Octubre vuelve a ser el mes de los platos fuertes. En su primer fin de semana llegan dos pesos pesados: Jim Jarmusch nos trae Los límites del control, un thriller en su línea personal tan característica, protagonizado por Isaach de Bankolé y una galería de secundarios de lujo (destacar la presencia de los españoles Luis Tosar y Óscar Jaenada); y cómo no, la entrega anual de un Woody Allen que nunca falla: Whatever works, supone su regreso a Nueva York tras su periplo europeo, y la primera colaboración (al margen de pequeños cameos en Días de radio y su fragmento de Historias de Nueva York) con Larry David, co-creador de Seinfeld y director y protagonista de la serie de culto Curb Your Enthusiasm, protagonista de esta comedia romántica que con seguridad nos recordará a clásicos como Annie Hall o Manhattan: es una auténtica pena que el genio de Brooklyn ya no actúe en sus películas, sobre todo en esta ocasión, pero seguro que, pese a todo, será interesante ver cómo se compenetran estos dos gigantes de la comedia, ambos neoyorquinos, judíos e irremediablemente neuróticos.

También será un mes en que las producciones españolas pisen con fuerza. Estaréis pensando seguramente en Ágora, el esperado regreso de Alejandro Amenábar, quizás su propuesta más arriesgada, una superproducción histórica con un reparto internacional encabezado por Rachel Weisz. Además, podremos ver la secuela de REC, que seguro que hará buena caja, aunque de todos es sabido que en el cine de terror, el listón está cada vez más alto. Puede ser que nos llevemos sorpresas agradables con la intimista La máquina de pintar nubes o el relato de reveladores reencuentros que Alberto Rodríguez (7 vírgenes, El traje) nos ofrece en After.

A medida que avance el mes nos iremos encontrando un puñado de títulos curiosos, como la francesa París, con Juliette Binoche y Romain Duris, o New York: I love you, réplica de la Gran Manzana precisamente a Paris, je t’aime, con el mismo formato, y un variopinto plantel de realizadores, en el que llama la atención el debut detrás de las cámaras de Natalie Portman y Scarlett Johansson (esta última como guionista). Y más secuelas: La chica que soñaba con una cerilla y un bidón de gasolina, segunda entrega de la adaptación de la saga Millenium, y la sexta reedición de la hace tiempo agotada fórmula de Saw.

Por otro lado, los incondicionales del siempre interesante a la par que controvertido y polémico Terry Gilliam, tienen una cita el día 23 con el estreno de El imaginario del Doctor Parnassus, producción inicialmente protagonizada por el malogrado Heath Ledger, cuya muerte repentina obligó a reescribir el guión, de manera que entre Johnny Depp, Jude Law y Colin Farrell completaron el rodaje, encarnando al mismo personaje en diferentes épocas de su vida.

La última semana de octubre nos traerá This is it, documental con los últimos ensayos del recientemente desaparecido Michael Jackson, y que sin duda dejará las salas a rebosar, como si de sus últimos conciertos realmente se tratase. También han logrado un puesto en la cartelera la suiza Home, ¿dulce hogar?, protagonizada por Isabelle Huppert, y la mexicana Sin nombre, una de la triunfadoras en la pasada edición de Sundance.

Llegamos a un noviembre con un escena poco prometedora. Muy poco salvable en la primera quincena, un árido desierto con dos oasis que son la española Celda 211, un drama carcelario de Daniel Monzón (La caja Kovak) protagonizado por Luis Tosar y Marta Etura, y el thriller sobrenatural Tokyo sonata, de Kiyoshi Kurosawa (nada que ver con Akira), premiado en Cannes.

Tomará el testigo Luna nueva, segunda entrega de la saga Crepúsculo, que luchará por coronar la cima de las cintas más taquilleras del año, en dura liza con el último título de Harry Potter. Y hacia el final, Sam Mendes y Ken Loach. El estadounidense estrena Un lugar donde quedarse, que supone un giro hacia el cine independiente. Del británico nos llega Buscando a Eric, un prometedor debut del entrañable ex-futbolista Eric Cantona, a las órdenes de un Loach que, de nuevo junto a su guionista de confianza Paul Laverty, le da un nuevo enfoque al cine social, recibiendo una calurosa acogida en Cannes.

Diciembre tampoco incita demasiado al paladar, aunque en el horizonte, curiosamente descargado de rancias producciones navideñas, siempre se encuentra algo que pueda valer la pena. Es el caso de El baile de la Victoria, con un llamativo y seguramente eficaz tridente Skármeta-Trueba-Darín. O de What just happened?, biopic en tono cómico del productor independiente Art Linson (que no es otro que el propio guionista de la película); el irregular Barry Levinson dirige a un envidiable reparto encabezado por Robert de Niro en esta historia de cine dentro del cine.

Por último, dos esperados regresos. Spike Jonze volverá a desmontar la narración convencional en Donde viven los monstruos, a partir de un cuento infantil de Maurice Sendak. Pero sobre todo, será James Cameron el que despierte muchas expectativas en su retorno a la dirección doce años después de romper los registros de taquilla con Titanic. Durante todo este tiempo, además de productor, realizó varios documentales de temática submarina, además de la serie Dark Angel, con la que Jessica Alba saltó al estrellato. Cameron vuelve en el género que lo hizo grande, la ciencia-ficción, con elementos de thriller y acción toque de la casa, y nos presenta Avatar, en el que además de utilizar innovadoras técnicas de animación que nos dejarán boquiabiertos, se embarcará en la poco sencilla tarea de hibridar el género bélico con la ciencia-ficción más estética y violenta.

Esto es lo que hay. Puede que la temporada invernal esté por encima esta vez, pero bueno, si bien el banquete no es copioso, hay algún que otro buen manjar que llevarse al paladar, que al fin y al cabo, es lo que importa.

Comments
Una respuesta to “PRÓXIMAMENTE EN SUS PANTALLAS”
  1. Isabel dice:
    Tras el disgusto de Anticristo y la máxima indiferencia que me produjo Enemigos Públicos… estoy deseosa de que empiece la temporada otoñal como tú dices, aunque ya tuve el privilegio de ver Inglorious Basterds y Whatever Works… 😛
    Espero que aquí tengamos la suerte de ver el estreno de Partir, de Catherine Corsini, si no me equivoco… película que me llevó dos veces al cine allí en Francia..
    Y bueno, espero poder disfrutar de un buen mes de cineuropa, que aunque aun falte más de un mes… yo ya voy calentando motores 😀

    A falta de títulos interesantes en las salas, me contento con algunas películas en DVD: Acordes y desacuerdos, Fallen Angels, Smoking No Smoking… voy poniéndome al día con esos títulos que en su momento se me pasaron…

    y bueno, enhorabuena por el blog 😉

DANOS TU OPINIÓN

Calendario

septiembre 2009
L M X J V S D
« Ago   Oct »
 123456
78910111213
14151617181920
21222324252627
282930