VALKIRIA – Valkyrie (2008) de Bryan Singer


CRÓNICA DE UNA MUERTE ANUNCIADA

Entre 1939 y 1944, Adolf Hitler fue objeto de hasta doce atentados contra su vida. Como todos sabemos, ninguno de ellos logró su propósito. Sería el propio Führer quien, junto a su esposa, Eva Braun, se quitaría la vida el 30 de abril de 1945, en su búnker subterráneo de una Berlín asediada por el Ejército Rojo.

De los doce intentos de magnicidio, el del 20 de julio de 1944, el último de ellos, fue el que más cerca estuvo de lograr su objetivo. Aquella conspiración, conocida como ‘Operación Valquiria’, fue perpetrada por algunos de los altos oficiales de la Wehrmacht y dirigida por el Coronel Claus von Stauffenberg. El propio Stauffenberg (interpretado por el aséptico Tom Cruise) hizo explotar un artefacto a escasos metros del Führer en la sala de conferencias de la ‘Guarida del Lobo’. Sin embargo, y a pesar de que cuatro oficiales murieron a causa de la explosión, Hitler salió prácticamente ileso.

Independientemente de si el público conoce o no los detalles de la ‘Operación Valquiria’, nadie es ajeno a su desenlace. En consecuencia, se antoja estéril el afán del realizador por generar un grado de tensión inviable en el espectador. No hay incertidumbre, no hay intriga, no hay tensión. La película de Singer trata de responder, a través de un impecable trabajo de investigación, a “¿por qué no triunfó la ‘Operación Valquiria’?”. Sin embargo, la gran incógnita es “¿cuáles podrían haber sido las consecuencias del triunfo de la ‘Operación Valquiria’?”.

La cinta reconstruye minuciosamente el proceso de elaboración del complot, su materialización y la gravísima crisis institucional que el sistema nacionalsocialista padeció durante las horas posteriores al atentado. Sin embargo, son demasiadas las incógnitas que han sido obviadas. Por ejemplo, no se trata de indagar en las motivaciones, expectativas y contradicciones de un grupo de militares que dieron su vida por una causa avocada al fracaso, confiriendo así a todo el conjunto un tratamiento muy cercano al documental. Las escenas se suceden atropelladamente, a modo de acumulación de tensión continua y escalar, agolpándose en torno a un clímax que no sorprende, ni emociona, ni inquieta. Algo muy preocupante, teniendo en cuenta que, si el régimen nazi hubiese sido derrocado aquel 20 de julio de 1944, millones de vidas arrebatadas hasta mayo de 1945 podrían haber sido salvadas.


Dirección Bryan Singer

País EEUU

Duración 120 min

Reparto Tom Cruise, Kenneth Branagh, Bill Nighy, Tom Wilkinson, Carice Van Houten, Eddie Izzard, Christian Berkel

Guión Christopher McQuarrie y Nathan Alexander

Producción Bryan Singer, Christopher McQuarrie y Gilbert Adler

Música John Ottman

Fotografía Newton Thomas Sigel

Montaje John Toman

DANOS TU OPINIÓN

Calendario

febrero 2009
L M X J V S D
« Ene   Mar »
 1
2345678
9101112131415
16171819202122
232425262728